CSIF demanda al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para que apruebe la jubilación del personal de la Sanidad
- El Ministerio no ha iniciado los mecanismos para incluir a este colectivo profesional en la jubilación anticipada por coeficientes reductores
06 de Octubre de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha demandado al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones por no activar los mecanismos para incluir al personal de Sanidad en la jubilación anticipada por coeficientes reductores.

CSIF recuerda que el 28 de septiembre del pasado año solicitó el inicio del procedimiento establecido en el RDL 1698/2011, de 18 de noviembre, como sindicato legitimado, por ser una de las organizaciones sindicales mayoritarias dentro del ámbito de representación de las/os trabajadores del SNS, para incluir al Personal de Sanidad en la jubilación anticipada por coeficientes reductores.

Denunciamos que, tras más de un año de silencio a pesar de requerir contestación fehaciente, el Ministerio de Seguridad Social ha respondido negando nuestra solicitud alegando falta de legitimación. La respuesta ha llegado apurando al máximo los plazos establecidos para no incurrir en silencio administrativo. Nuestros servicios jurídicos han estudiado la respuesta y, una vez agotada la vía administrativa, CSIF ha iniciado el proceso para interponer una demanda contra el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones por diferentes motivos.

CSIF contrasta la actitud del Ministerio de Seguridad Social con las declaraciones realizadas el 4 de octubre sobre este asunto por la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, a Redacción Médica. La responsable gubernamental confió en que “las partidas destinadas a reforzar la política de pensiones en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023 sean suficientes para cubrir la puesta en marcha de la jubilación anticipada y parcial entre los profesionales del Sistema Nacional de Salud si finalmente llega a materializarse…”.

Estas manifestaciones son totalmente discordantes con la nula concreción que la secretaria de Estado de Función Pública expuso en la negociación con los sindicatos del acuerdo de subida salarial para los años 2022, 2023 y 2024. En dichas conversaciones se pretendía facilitar esta nueva modalidad como una de las condiciones para pactar la subida salarial del 8 por ciento fijo (el 2 por ciento ya está cobrado en este año, sin negociarlo), más el 1,5 por ciento variable en tres años en la Mesa de Función Pública. Sin embargo, en esa misma negociación, al igual que el Ministerio de Seguridad Social, se negó la posibilidad de iniciar los mecanismos para incluir a este el personal de la Sanidad en la jubilación anticipada por coeficientes reductores

Esto contrasta de forma maliciosa con la respuesta que ha recibido CSIF por parte del Ministerio Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Intuimos que la respuesta es una maniobra disuasoria y poco fundamentada jurídicamente, cuya única intención es dilatar este asunto en el tiempo para así no acometer esta cuestión en esta legislatura.

CSIF citó en su solicitud a la Ley de Seguridad Social, donde se recoge textualmente “…La edad mínima de acceso a la pensión de jubilación… …podrá ser rebajada… …en aquellos grupos o actividades profesionales cuyos trabajos sean de naturaleza excepcionalmente penosa, tóxica, peligrosa o insalubre y acusen elevados índices de morbilidad o mortalidad…”

En base a esta ley, si algún colectivo es merecedor de la rebaja de la edad para su jubilación, este es el de los/as trabajadores de la Sanidad. En este sentido, CSIF recuerda que aportó varios estudios que así lo avalan -alguno incluso publicado por el propio Ministerio de Seguridad Social- para justificar su solicitud.

Uno de ellos ha sido elaborado por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que contiene conclusiones coincidentes con las publicadas por el propio Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social del año 2018 en su “Estudio comparativo de puestos de trabajo con turnicidad”.

Otros estudios similares recogen que “el trabajo sanitario requiere una elevada demanda física y psíquica para el desarrollo de la mayoría de puesto de trabajo. A medida que aumenta la edad de los trabajadores, simultáneamente va creciendo el tiempo que llevan desempeñando ese trabajo, generando un desequilibrio obvio entre las capacidades de los trabajadores y los requerimientos del puesto de trabajo. Todo ello condicionado por unas condiciones de trabajo caracterizadas por altos índices de siniestralidad, peligrosidad, insalubridad, toxicidad, turnicidad y trabajo nocturno”.

El Ministerio de Seguridad Social no puede seguir obviando esta situación, especialmente cuando CSIF se ha preocupado de justificar tal solicitud con un trabajo y argumentos minuciosamente avalados por informes de índole técnico y científico. Por tanto, además de la demanda que el propio Gobierno nos obliga a interponer, CSIF establecerá la máxima presión posible con otras acciones, para doblegar al Ministerio en esta justa reivindicación.