La Audiencia Nacional anula los privilegios de UGT y CCOO en el convenio de Altadis
- Victoria judicial de CSIF frente al abuso de poder de UGT y CCOO
- Los sindicatos de clase excluyeron a CSIF en la gestión de las ayudas sociales para captar afiliación
21 de Septiembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha logrado que la Justicia condene el abuso de poder de UGT y CCOO en la compañía Altadis y anule parte de su convenio colectivo por discriminar a CSIF en la gestión de las ayudas sociales de la compañía.

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, en una sentencia del 7 de septiembre, considera probado que CSIF recibió un “trato desigual” frente a los otros dos sindicatos sin ninguna “justificación objetiva y razonable”. Además, en la negociación colectiva de Altadis no se respetaron las “exigencias indeclinables” del derecho a la igualdad y a la no discriminación y el derecho a la libertad sindical.

Según la sentencia, esta actitud “podría producir además una inducción o presión indirecta para la afiliación de los trabajadores de determinados sindicatos porque al ir dirigida a la administración de estas aportaciones en exclusiva, se les sitúa en una posición superiora los demás para ofrecer mejores servicios” (ayudas para adquisición de libros de texto, gafas, prótesis, etc.)

Así, en este fallo, la Audiencia Nacional anula los artículos 56 y 77 del convenio colectivo de Altadis y da la razón a CSIF, ya que los considera contrarios al derecho a la Igualdad y no discriminación subsumidos en el de libertad sindical.

Anula también la exención de la prestación de servicios a cargos sindicales, que concedía entre uno y tres liberados sindicales exclusivamente a UGT y CCOO. La Audiencia Nacional entiende que esto supone un atentado al derecho de CSIF a participar en proporción a su representatividad en el ámbito de la empresa.

Aclara, en este sentido, que esta discriminación no está justificada por el hecho de que UGT y CCOO sean sindicatos más representativos a nivel estatal, ya que lo relevante es su “implantación en la empresa”, como argumentaba CSIF.

Fin del monopolio UGT-CCOO

Desde CSIF, valoramos que esta sentencia es otro pequeño paso en el camino hacia la modificación de la ley de libertad sindical que hemos exigido al Gobierno. Así, proponemos una reforma de la Ley Orgánica de Libertad Sindical con el objetivo de corregir el monopolio de CCOO y UGT y llevar la pluralidad al sindicalismo.

Reclamamos que se modifique esta Ley para que un 5% de representatividad sea suficiente para estar presente en los ámbitos de negociación, tal como ocurre en el ámbito político, donde se precisa únicamente entre el 3% el 5%.

Para el sindicato, la legislación sindical actual establece una coraza que impide crecer a otras opciones legítimas y deja sin representación a muchos ciudadanos.