Más que nunca se necesita un diálogo social sólido y eficaz
El 2 de septiembre de 2021, el Tribunal de Justicia de la UE falló contra un recurso de la Federación Europea de Sindicatos de Servicios Públicos (FESSP) contra la discreción de la Comisión Europea para decidir qué acuerdos de interlocutores sociales deberían proponerse al Consejo para convertirse en ley de la UE.
08 de Septiembre de 2021
El 2 de septiembre de 2021 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea emitió su veredicto sobre la implementación del acuerdo de interlocutores sociales de la UE de 2015 sobre información y consulta a los trabajadores en las administraciones centrales, desestimando el recurso de la Unión Europea de Servicios Públicos (FSESP) contra el Tribunal de Primera Instancia. El caso (C-928/19P) se refería a la negativa de la Comisión Europea a presentar al Consejo una propuesta de decisión de ejecución del acuerdo firmado por TUNED (CESI y FSESP) y la plataforma empresarial EUPAE.
El secretario general de CESI, Klaus Heeger, expresó así su decepción: "CESI firmó el acuerdo en 2015, y cuando la FSESP anunció acciones legales contra la decisión de la Comisión, por supuesto apoyamos su caso. Se suponía que la aplicación del acuerdo a nivel de la UE proporcionaría a los funcionarios y empleados de las administraciones del gobierno central de los Estados miembros un nivel mínimo de información y consulta. Tres años después, vemos que el Tribunal de Justicia tomó una decisión que no solo niega el acceso a la información y los derechos de consulta a millones de trabajadores, sino que también debilita el diálogo social y, en cierta medida, la autonomía de los interlocutores sociales de la UE". Sin embargo, el Tribunal también reiteró las conclusiones del Tribunal General y de la Abogacía General, a saber, que la Comisión Europea tiene importantes poderes discrecionales en lo que respecta al diálogo social de la UE.
A raíz de la reciente sentencia, CESI cree que se necesita una cooperación activa y sincera entre los interlocutores sociales y las instituciones y órganos de la Unión Europea para abordar los desafíos actuales en el diálogo social sectorial y revitalizar su funcionamiento. En este marco, CESI acoge con satisfacción el plan de la Comisión de revisar el diálogo social sectorial europeo, con miras a mejorar su eficacia, rendición de cuentas, legitimidad, popularidad y aceptación entre la población activa. "Estamos dispuestos a cumplir con nuestra parte para un diálogo social sectorial más inclusivo y aceptado", comentó Klaus Heeger.