CSIF pide acelerar el ritmo de vacunación en sectores que deben considerarse prioritarios 
·La falta de concreción del Gobierno regional está sometiendo a un gran estrés a muchos trabajadores preocupados por su futuro y el de sus empresas 
15 de Enero de 2021

LOGROÑO, viernes 15 de noviembre de 2020 La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, pide a la Administración que acelere el ritmo de vacunación especialmente en los sectores que deben considerarse prioritarios. Es evidente que el personal y residentes de instituciones sanitarias y sociosanitarias y personal de riesgo son un grupo prioritario, pero es imprescindible buscar la inmunidad cuanto antes en aquellos que nos proporcionan servicios o bienes de primera necesidad que son muchos: personal de supermercados y comercio local; cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado; personal de limpieza de centros socio-sanitarios; transportistas; funcionarios de prisiones; personal de farmacia; etc. Es decir, todo el personal considerado esencial y que tiene que se tiene que mantener trabajando aunque se decrete el confinamiento de la población. En este sentido, CSIF entiende que las imprecisiones, mensajes contradictorios y continúas rectificaciones del Gobierno regional están sembrando una gran desconfianza entre los trabajadores y el sector empresarial que muchas veces no sabe a qué atenerse. Sin ir más lejos, ayer el BOR publicaba los servicios y establecimientos que quedaban fuera de la limitación de las 5 de la tarde. Hoy la Administración ha concretado esta lista y corregido algunos errores detectados. Para este sindicato, no es muy serio que a un sector se le diga hoy que cerrarán su centro de trabajo y mañana se les diga que no. Un ejemplo es el de los centros de día: ayer se comunicó su cierre y hoy se dice que no. No olvidemos que estas medidas pueden dar lugar a despidos de trabajadores y el cese en una actividad que implicaría perjuicios evidentes entre los usuarios y un gran problema de conciliación a sus familias. En este y en otros muchos casos, CSIF entiende que los responsables políticos están haciendo gala de una gran falta de sensibilidad y despreocupación frente al estrés que producen sus decisiones poco meditadas entre la población, empresas y trabajadores que tienen que sufrir las consecuencias de irresponsabilidad. Ante tanta inseguridad, CSIF exige que el Gobierno de La Rioja acelere su plan de vacunación. Que establezca un calendario y una estrategia de vacunaciones bien definida, con un orden riguroso y determinado de los sectores de población que deben ser vacunados. Es decir, concretar cómo, cuándo, dónde y a quién se va a vacunar para evitar desconfianza y como la mejor herramienta que tenemos ahora frente al Covid.