CSIF lamenta la situación de “Los Manitos” y las declaraciones de la directora de Dependencia por culpar a los trabajadores
• Este sindicato se suma a la indignación de los profesionales del centro por hacerles responsables de los contagios sin prueba alguna
• CSIF sigue exigiendo que se amplíen los contratos de jornada reducida de los trabajadores que lo deseen como refuerzo de las residencias de personas mayores antes de contratar a otro clase de
09 de Noviembre de 2020

LOGROÑO, lunes 9 de noviembre de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) sindicato más representativo en las administraciones públicas, lamenta profundamente que sus peores pronósticos de la semana pasada en la residencia de personas mayores “Los Manitos” de Calahorra se hayan confirmado con la detección de 42 residentes y 12 trabajadores de este centro contagiados por la COVID-19. Al mismo tiempo, este sindicato critica a la directora de Dependencia del Gobierno de La Rioja quién ha señalado públicamente a los trabajadores de este centro como los responsables de los contagios.

En este sentido, CSIF pide a la señora directora de la Dependencia que aclare en qué se basa para culpar a los trabajadores de los congios que se han declarado en esta residencia que durante todo el verano y en la primera oleada de la pandemia no registró ningún contagio entre sus residentes.

La directora María Somalo debe saber que en los meses precedentes algunos trabajadores dieron positivo por COVID-19, pero estos trabajadores cumplieron estrictamente con el protocolo, y el resultado es el ya conocido con ninguna incidencia entre los residentes.

En cambio, en las últimas semanas se ha permitido a determinados residentes salir del centro, incluso acudir a Logroño. Por esta razón, a este sindicato le gustaría saber por qué la señora Somalo, si realmente conoce todas las circunstancias de este centro, señala a los trabajadores como los responsables de los actuales contagios.

Este sindicato y los profesionales se indignan ante la frivolidad de los responsables de la Administración regional al señalar culpables y esquivar responsabilidades.

Sus campañas de publicidad pueden tener el recorrido que les permita el derroche de dinero público que quieran, pero la verdad suele ser muy tozuda y, aunque solo sea al final, acaba imponiéndose.

Es el caso reciente de la directora de los “Manitos” que ante nuestra información de posibles contagios en su residencia, también nos acusó de difundir “información completamente falsa”. “No han tenido como fuente, ninguna persona con interlocución ni válida ni legítima para la obtención de la misma”, aseguraba Rocío Torre, la semana pasada.

Asimismo, la señora Torre acusaba públicamente a CSIF de querer “cuestionar el trabajo de los profesionales que forma su equipo… y alarmar, de forma innecesaria”.

Siguiendo su propio razonamiento, si entonces era CSIF quien sólo pretendía “alarmar y cuestionar el trabajo de los profesionales”, ahora debe ser la directora de Dependencia la que alarma y acusa al personal de su centro de los contagios. Pero sin embargo ahora la señora Torre calla.

También la directora de Los Manitos, desmentía la falta de personal en el centro, aludiendo al número de trabajadores pero evitando decir el número de horas de sus contratos. La realidad es bien distinta.

Este sindicato lleva pidiendo refuerzos para los centros de personas mayores, que en Los Manitos a tenor de las circunstancias han empezado a llegar en las últimas horas. Aun así, han sido los trabajadores del centro que estaban disfrutando de sus días libres los que han tenido que cubrir las bajas durante el pasado fin de semana.

Su recompensa han sido las palabras de la señora directora de Dependencia, y la negación de la Administración para mejorar sus contratos de trabajo.

Desde octubre de 2019, CSIF está pidiendo que se mejoraren los contratos de los trabajadores de las residencias dependientes de Servicios Sociales con jornada reducida (media o tercios de jornada) y pasar a jornada completa. Muchos de ellos están dispuestos a ampliar su jornada de trabajo, pero la Administración no les da dicha posibilidad.

A riesgo de resultar reiterativo, CSIF siempre ha defendido el buen hacer del personal tanto sanitario como no sanitario de todos los empleados públicos de nuestra comunidad, y en especial de las residencias y centros dependientes de la Consejería de Servicio Sociales que están realizado un trabajo extraordinario frente al Covid-19, arriesgando sus vidas y, en muchas ocasiones, sacrificando su vida personal y familiar.

A este sindicato le consta el sobreesfuerzo físico y mental hasta el agotamiento de los profesionales sociosanitarios de la Sanidad pública y de Servicios Sociales de La Rioja, ya que muchos de ellos forman parte de este sindicato.

CSIF sigue reclamando una mejora de los contratos del personal de “Los Manitos”; el refuerzo de sus plantillas con al menos dos TCAE (Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería) por turno, y que se cubra el decisivo puesto de Supervisora, que lleva vacante más de un mes, a pesar de que la Administración ya era conocedora con la antelación suficiente de la jubilación de la trabajadora que ocupaba esta plaza, así como de la importancia y transcendencia del puesto.