La Residencia “Los Manitos” de Calahorra se enfrenta al covid con una alarmante falta de personal
·En esta centro de personas mayores,  se han comenzado a realizar pruebas PCR a todos los trabajadores y residentes
03 de Noviembre de 2020

(LOGROÑO, martes 3 de noviembre de 2020) La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) sindicato más representativo en las administraciones públicas, alerta de la situación complicada que se está dando en la residencia “Los Manitos” de Calahorra, donde se ha detectado un brote de coronavirus. Además, este centro de personas mayores, como otras residencias dependientes del Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma de La Rioja, sufre una notable falta de personal que se agrava con las bajas por covid y la necesidad de aislar a los internos contagiados y sectorizar las dependencias. En este sentido, la dirección de “Los Manitos” reclamó la semana pasada los refuerzos necesarios para cubrir las necesidades del centro pero la Consejería se los negó. Así, durante el pasado fin de semana han faltado cuatro TCAE (Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería) y ayer lunes y este martes no habrá un trabajador en el turno de noche y dos profesionales en el de tarde. De momento, el déficit de plantilla se ha cubierto con personal que estaba de descanso y que decidió ayudar a sus compañeros voluntariamente. Una situación insostenible. Más aún cuando se tiene constancia de varios contagios en este centro que, hasta ahora, se había librado del Covid-19. Este sindicato tiene constancia de que en las últimas horas se han comenzado a realizar pruebas PCR tanto al personal como a los residentes, algunos de ellos ya están en aislamiento, al igual que tres TCAE que también han dado positivo. CSIF viene denunciando que, a pesar de lo que diga la Administración, el número de trabajadores que atienden a las personas a su cargo es el mismo o menor que antes de la crisis sanitaria. CSIF insiste en la complicada situación que se vive en las residencias de personas mayores de nuestra comunidad ante la segunda oleada pandémica por falta de personal para velar convenientemente de los internos que requieren de cuidados constantes y mucha atención. Por tanto, a nadie se le escapa que si aumentan las necesidades, se debería aumentar la plantilla para poder ofrecer la misma calidad asistencial. En la residencia “Los Manitos” de Calahorra, tampoco se ha reforzado su plantilla con personal para cubrir todas las necesidades de este centro por bajas o jubilaciones. Es el caso del puesto de supervisora que sigue sin cubrirse meses después de su jubilación. Una ausencia que se ha hecho notar enormemente debido al magnífico trabajo que desempeñaba dicha persona. A CSIF le consta que hay trabajadores en las bolsas de empleo deseando mejorar sus contratos y ocupar plazas a tiempo completo, sobre todo en puestos de TCAE, pero la Administración, como ya hemos indicado, se niega a contratar más efectivos. CSIF ha manifestado a través de numerosos escritos y en mesas de negociación la posibilidad de aumentar las horas de trabajo de muchos empleados que ahora tienen jornada reducida (media, un tercio, etc.) y que están dispuestos a trabajar a jornada completa, sin que la Administración haya atendido hasta ahora dicho ofrecimiento ni dado una explicación. Por otra parte, tampoco se están cubriendo las jubilaciones que se han producido en las citadas instituciones. Unas jubilaciones que, por ser vacantes, suelen tener gran interés para el personal interino. Este sindicato entiende que Servicios Sociales debería reforzar las plantillas de los centros a su cargo, con un mínimo de dos trabajadores de atención directa por turno. Ya que estamos hablando de atender a personas que requieren de una supervisión constante. Muchos residentes de estas instituciones necesitan ayuda permanente y no pueden estar solos. CSIF responsabiliza al Gobierno regional por la situación que empieza a darse en las residencias de personas dependientes a su cargo. Asimismo este sindicato insiste en que se emprenda una política coherente con las verdaderas necesidades en materia de Recursos Humanos en nuestras administraciones públicas, sobre todo en Sanidad y Servicios Sociales.