CSIF Igualdad pide al SAS que negocie la actualización de las funciones de algunas categorías de su personal, para que dejen de ser obsoletas y sexistas
IGUALDAD | SANIDAD
21 de Marzo de 2022
  • El sindicato ha remitido una nueva misiva a la Consejería de Salud en la que recuerda que éstas se rigen por unos estatutos preconstitucionales y no se corresponden con la realidad y las necesidades asistenciales

CSIF Andalucía ha vuelto a solicitar al consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, que se inicien con carácter inmediato las negociaciones oportunas para actualizar y adaptar los estatutos del personal del Servicio Andaluz de Salud, ya que sus funciones siguen estando reguladas por una normativa que es preconstitucional y “que han quedado obsoletas, e incluso son sexistas para determinadas categorías como en el caso de los Celadores”.

La secretaria de Igualdad de CSIF Andalucía, Carmen Alguacil, ha dirigido una misiva al responsable andaluz del ramo en la que reafirma lo ya expresado en una carta similar enviada por el presidente del Sector de Sanidad de CSIF Andalucía, Victorino Girela, hace un año y con la misma finalidad, sin que hasta ahora se haya atendido esta petición de la central sindical.

CSIF Igualdad Andalucía recuerda que la propia Ley 55/2003 del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud, en su exposición de motivos, indica que las funciones de dicho personal vienen reguladas en gran parte por estatutos preconstitucionales. Por ello, es necesario actualizar y adaptar el régimen jurídico de este personal, “tanto en lo que se refiere al modelo del Estado Autonómico, como en lo relativo al concepto y alcance actual de la asistencia sanitaria”, explica el responsable autonómico de Sanidad del sindicato.

Concretamente, es necesario actualizar el estatuto del personal médico, el estatuto del personal sanitario no facultativo, así como el del personal no sanitario, englobando de esta forma a todo el personal al servicio del SAS.

Algunas de las funciones a desempeñar por los profesionales –recogidas en dichos estatutos preconstitucionales-- están obsoletas, como es el caso, por ejemplo, del personal Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE), o incluso son sexistas en el caso de los Celadores, argumenta la responsable sindical de Igualdad. “Funciones que, en definitiva, no se corresponden con la realidad y con la necesidad asistencial de los centros del Servicio Sanitario Público Andaluz”, insiste.

Igualmente, CSIF recuerda que hay otras comunidades que ya han adaptado los estatutos de dicho personal, como Castilla León (mediante la Ley 2/2007 del Estatuto jurídico del personal estatutario del Servicio de Salud de Castilla y León) y Murcia (a través del decreto 119/2002 por el que se configuran las opciones correspondientes a las categorías del personal estatutario del Servicio Murciano de Salud).

Por todo ello, CSIF insiste en reclamar al titular de la Consejería de Salud y Familias de Andalucía que, de manera inmediata, se lleven a cabo las oportunas negociaciones en las mesas correspondientes para adaptar y actualizar la normativa que rige las funciones del conjunto de los profesionales que forman parte del SAS.