CSIF exige al Ayuntamiento que sea claro y no engañe a la ciudadanía sobre la UPM
UNIVERSIDAD POPULAR MUNICIPAL
19 de Mayo de 2021
  • En la rueda de prensa celebrada hoy, monitores de la Universidad Popular Municipal de Jaén han denunciado la mala gestión tanto de la Dirección del Centro como de la Concejalía y desde la Alcaldía

  • CSIF pide también que se devuelva el tercio de la matrícula que aún no se ha devuelto a los 4.000 alumnos del curso 2019/2020 y la del 2020/2021

Esta mañana, monitores de la Universidad Popular Municipal de Jaén y delegados de CSIF han celebrado una rueda de prensa en la que han exigido al Ayuntamiento de Jaén claridad y respeto por la Institución de la UPM, pero también por los monitores y monitoras que allí trabajan y, por supuesto, por la ciudadanía que ha visto como desde que ha llegado este equipo de gobierno, con la excusa de la Covid19 están desmantelando la UPM que se conocía “como encuentro de cultura, interacción de generaciones y de una centro socio-formativo público para todos y de calidad”.

En este sentido, Vanesa Martínez de Dios, delegada de CSIF, ha insistido en la mala gestión tanto de la Dirección del Centro como de la Concejalía y desde la Alcaldía, no solo en lo que se refiere a las instalaciones, que colocaron la señalización del suelo de distancia de seguridad hace un mes, es decir, un año después del comienzo de la pandemia; sino con el trato hacia los 60 monitores y monitoras. Además, si hay algún déficit en las instalaciones, que llevan también utilizando la excusa del mal estado un año y medio, sin embargo aún no han hecho nada ni parece que se ejecutarán en un futuro inmediato.

En este sentido, la delegada de CSIF manifiesta la persecución laboral hacia estos trabajadores que son personal laboral fijos discontinuos del Ayuntamiento. “Exigimos un empleo digno y de calidad, se han aprovechado de unas condiciones del contrato, que ahora están en manos de los servicios jurídicos, tenemos un contrato fijo discontinuo y no nos han hecho el llamamiento, por lo que llevamos un año y medio sin trabajar. Incluso algunos compañeros se encuentran sin cobrar nada, ni el desempleo, como mucho un subsidio porque estamos en la situación de limbo. La situación es precaria y las perspectivas que nos dan son más precarias todavía”.

“Nos han anunciado – añade - que para el próximo curso no habrá el mismo número de talleres ni el mismo número de grupos, por lo tanto ya no están avisando que nuestro trabajo se va a precarizar más”, insiste Vanesa Martínez de Dios, quien detalla que algo parecido está ocurriendo con la escuela de verano. “Se ha pasado de ofertar jornadas de 130 horas al mes, una jornada al 80%, a ofertar para este verano 10 horas al mes, es decir, el monitor cobraría unos 100 euros. Esta es la dignidad laboral que está llevando el Ayuntamiento a sus trabajadores”.

Con respecto a la Escuela de Verano, desde CSIF exigimos que el Ayuntamiento que sea claro y no engañe a la ciudadanía, que diga si habrá ese servicio esencial de conciliación laboral y no un taller puntual el viernes durante dos horas. “Hay colegios, se hace la escuela de verano del Patronato de Deportes y no sabemos si habrá escuela de verano de la UPM. No tenemos ninguna información, queremos comunicación, lleva el Alcalde un año sin atendernos y el concejal prácticamente igual. No sabemos qué pasará en nuestro futuro”, lamenta Martínez de Dios.

Para concluir, desde CSIF se hace un llamamiento al Ayuntamiento para que devuelva el tercio de la matrícula que aún no se ha devuelto a los 4.000 alumnos del curso 2019/2020 y la del 2020/2021. “¿Quién se va a volver a apuntar a la UPM si ni siquiera saben si le van a devolver el dinero de la matrícula ya pagado? Al menos que hagan una compensación, pero que digan algo, alguna comunicación”.