CSIF denuncia que la Junta obstaculiza la aplicación del trabajo no presencial para su personal alegando motivos arbitrarios e injustificados
AGJA
15 de Octubre de 2020

CSIF ha denunciado que la Administración autonómica está obstaculizando la aplicación que se acordó en la Mesa Sectorial de la Administración General de la Junta de Andalucía para el trabajo no presencial de su personal. La Administración está impidiendo el desarrollo del teletrabajo de sus empleados y empleadas públicas “tanto a través de trabas en la tramitación administrativa de las solicitudes que se presentan, como de resoluciones denegatorias arbitrarias e injustificadas de las mismas”.

La secretaria de Comunicación y Relaciones Institucionales de CSIF-A, Yolanda Salgado, ha rechazado este jueves “la negativa sistemática” de la Junta de Andalucía en relación al desarrollo de la modalidad laboral no presencial pactada el 17 de septiembre en la Mesa Sectorial de la Administración General de la Junta de Andalucía (AGJA) sobre medidas organizativas para la aplicación temporal del régimen de trabajo no presencial en el marco de la actual crisis sanitaria. Dicho acuerdo de la Mesa Sectorial del Sector de la AGJA se adoptó tras el acuerdo de la Mesa General de Negociación Común del personal de la Junta para el teletrabajo alcanzado el 14 de septiembre.

Salgado ha realizado un balance negativo de la aplicación del pacto de la Mesa Sectorial, ya que “sencillamente no se está aplicando, esgrimiendo para ello motivos injustificados, como por ejemplo, la inexistencia de modelo de solicitud oficial o falta de instrucciones para otorgar este tipo de modalidad laboral”, según ha explicado.

Otro de los argumentos apuntados en otros casos desde la Administración para negarse a aplicar esta modalidad laboral es que no dispone de equipos informáticos suficientes y de los recursos para garantizar la seguridad del trabajo on line.

La responsable sindical ha considerado que “no es de recibo la actitud de la Administración, que en este mes no ha hecho más que poner trabas administrativas y hacer dejación de funciones en relación al acuerdo suscrito”.

Negativa a conceder teletrabajo lunes y viernes

“Por no hablar de la negativa desde determinados departamentos para conceder a su personal lunes y viernes como jornadas de trabajo no presencial -ha subrayado Salgado-, lo que no hace más que demostrar que la Junta no cree en esta modalidad laboral y algo aún peor: que desconfía sin ambages de los empleados y empleadas públicas”, algo que la responsable tilda de “muy preocupante”.

En este sentido, desde el Sector de la Administración General de la Junta de Andalucía (AGJA) de CSIF se han remitido escritos a todas las viceconsejerías de la Junta solicitando que se agilicen los trámites y se den instrucciones precisas y concisas para que sea cumplido lo pactado, al tiempo que la central sindical se reserva cuantas acciones legales estime oportuno emprender por lo que considera “dejación de funciones, toma de decisiones arbitrarias o perjudiciales para la salud del personal de la Administración regional”.

Departamentos donde se deniega el teletrabajo

Según la información recopilada por CSIF, se están poniendo trabas a la tramitación y emitiendo resoluciones denegatorias sistemáticas al personal de los servicios centrales de las siguientes consejerías, en las que no se está ejerciendo las posibilidades de teletrabajar recogidas en el pacto: Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local; Empleo, Formación y Trabajo Autónomo; Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades; Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación; Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio; y Cultura y Patrimonio. Tampoco se están concediendo las solicitudes de trabajo no presencial desde la Dirección Gerencia del Servicio Andaluz de Salud (SAS), el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) y el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM).

Preocupación por brotes en centros de trabajo

Salgado ha expresado su preocupación por los brotes que se están produciendo en edificios y centros de trabajo de la Junta y ha instado a la Administración a “llevar a cabo la aplicación de las posibilidades que ofrece el acuerdo sobre teletrabajo para minimizar las posibilidades de contagio. En suma, la Administración andaluza está demostrando no estar a la altura para la aplicación eficaz de un pacto cuyo máximo objetivo era minimizar riesgos y velar por la salud de los empleados públicos andaluces”, ha manifestado Salgado, que ha considerado que “no es comprensible que transcurrido un mes desde la firma del acuerdo, tengamos una realidad en los centros de trabajo a la que no se está dando respuesta”.

Regulación específica por sectores y casos excepcionales

La secretaria de Comunicación y Relaciones Institucionales de CSIF Andalucía ha instado a la Adminstración a que convoque con urgencia las mesas sectoriales en el resto de sectores (Sanidad, Educación y Justicia) para que pueda adaptarse el acuerdo de Mesa General sobre trabajo no presencial a las características específicas de cada uno de ellos y pueda aplicarse la modalidad laboral no presencial transitoria con motivo de la crisis sanitaria actual.

No obstante, Yolanda Salgado ha recordado que el artículo 5 del acuerdo de la Mesa General de Negociación del personal de la Junta de Andalucía sobre aplicación temporal del régimen de trabajo no presencial en el marco de la pandemia, establece en relación a la prestación de servicios en situaciones excepcionales o extraordinarias por agravamiento de las medidas de contención y prevención, que la modalidad general de prestación de servicio será la no presencial en caso de cierre de centros de trabajo, por ejemplo, o en casos de trabajadores que tengan a su cargo personas dependientes y menores de 14 años afectados por cierres parciales o totales de los centros asistenciales y educativos a los que acudan. Es decir, que el teletrabajo al 100% sería la opción para estos casos excepcionales que se presentasen en todos y cada uno de los sectores de la Administración autonómica de los que se trate, algo que no se está llevando a cabo.