CSIF Granada reclama un plan de choque frente a la falta de efectivos, la temporalidad y el envejecimiento de las plantillas en la Administración Pública
ACTUALIDAD / DATOS EPA
28 de Abril de 2022

CSIF Granada, sindicato mayoritario en las Administraciones Públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha valorado los datos conocidos este jueves en la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2022. Así, comparado con los datos registrados justo hace un año, la tasa de paro de la provincia ha disminuido en un 4,35 %, lo que supone un total de 18.300 personas menos en situación de desempleo en la provincia de Granada.

No obstante, la presidenta de CSIF Granada, Victoria Eugenia Pineda, ha subrayado que “si bien la tasa de paro ha descendido cuatro puntos con respecto a las cifras de hace un año, continuamos anclados por encima de la barrera de los 80.000 parados en Granada y somos una de las tres provincias andaluzas con mayor tasa de paro, tras Cádiz y Málaga”.

Pineda se ha referido además al porcentaje, que según la EPA, ocupan las mujeres en la tasa de empleo de la provincia, que es del 39,77 %, un 12,44 por ciento menor que la registrada entre el colectivo masculino. “Este componente de género sigue siendo preocupante y además la tasa de paro de las mujeres (del 20,31%) está por encima de la masculina (del 17,83 %)”, por lo que ha llamado a adoptar medidas para paliar esta brecha.

Por otro lado, el sindicato alerta de la tasa de temporalidad registrada en la Administración Pública, que asciende ya al 32,4 % --12 puntos por encima respecto al conjunto del mercado laboral— y de la destrucción del empleo público creado durante la pandemia en el conjunto del país, concretamente 7.300 empleos en el primer trimestre del año a nivel nacional, según los datos de la Encuesta de Población Activa conocidos hoy.

En concreto, CSIF Granada ha trasladado recientemente su preocupación por ámbitos como la Seguridad Social, un organismo en situación crítica por el envejecimiento de las plantillas y la falta de refuerzos, o el sector de la Justicia, donde la Administración ha anunciado el cese de los refuerzos creados en los juzgados de Violencia contra la mujer.

La dirigente sindical ha lamentado la situación actual de incertidumbre originada por la crisis energética, el alza de los precios y el empobrecimiento generalizado de las familias y ha apostado por un plan de recursos humanos en la Administración Pública que garantice la sostenibilidad de los servicios públicos “con un plan de choque sobre las plantillas capaz de hacer frente a la falta de efectivos, a la temporalidad y a la avalancha de jubilaciones que se van a producir en los próximos cinco años en sectores esenciales”.