CSIF denuncia recortes y falta de recursos de MUFACE en Andalucía, donde cuenta con más de 315.000 beneficiarios
ACTUALIDAD | SECTOR AGE
18 de Abril de 2022
  • El sindicato se concentra frente a la sede del organismo en Madrid y lamenta el descenso de médicos especialistas ofertados y una derivación de las consultas a los hospitales de referencia o a centros propios de las compañías aseguradoras

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Andalucía, sindicato mayoritario en las Administraciones Públicas y con presencia creciente en la empresa privada, ha denunciado hoy la falta de recursos destinados por la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface) en Andalucía, donde cuenta con 315.186 usuarios entre funcionarios y beneficiarios.

Precisamente, CSIF se ha concentrado hoy en Madrid, junto con JUPOL, frente a la sede de Muface, para mostrar su desacuerdo con los recortes sanitarios en las mutuas de funcionarios, que han sufrido recortes del 50% en su prestación sanitaria sin previo aviso, motivo por el que no descartan acciones judiciales.

En concreto, desde que entró en vigor el concierto de Muface 2022-2024, Andalucía ha sufrido un descenso en el número de médicos especialistas ofertados y una derivación de las consultas de estos profesionales a los hospitales de referencia o bien a los centros hospitalarios propios de las compañías aseguradoras.

Desde el sector de Administración General del Estado de CSIF-A, se ha puesto como ejemplo la situación registrada en la provincia de Cádiz, donde se derivan al Hospital del Sur de Jerez a los pacientes para ser visitados por determinados especialistas y de forma sistemática por la compañía titular del mismo. Esta situación se repite en las provincias de Almería y Jaén con mutualistas que deben desplazarse a Córdoba o Granada si quieren ser atendidos en áreas de la especialidad de digestivo para menores, entre otras.

Según calcula CSIF-A, en la comunidad autónoma andaluza sería necesario incorporar a 16 trabajadores más para cubrir la RPT del organismo público encargado de prestar asistencia sanitaria y social al colectivo de funcionarios adscritos.

A todo ello, se suma la elevada carga de trabajo soportada por el personal de Muface, siendo Andalucía la comunidad autónoma más perjudicada de todo el país. En concreto, Huelva con un 21,58% es la provincia que registra la tasa más alta de España, superando con diferencia a la capital del país con un índice de carga laboral de 19,44%. A la provincia de Huelva, le siguen en porcentajes, Málaga con un 19,72% y Sevilla con un 18,30%.

Además, CSIF-A ha denunciado la falta de efectivos que, salvo en Málaga se dan en todas las provincias andaluzas. En este sentido, destaca Sevilla, en la que falta un 25% de plantilla.

Desde la central sindical se ha insistido en diferenciar “entre el mal funcionamiento de Muface y el excelente trabajo que desarrollan sus empleados en Andalucía, que soportan una política de Gobierno dirigida a su desmantelamiento progresivo”.

En estas circunstancias, “la frustración y el desánimo afectan a quienes han demostrado una dedicación extraordinaria durante la pandemia y pueden ver empañada su labor por las malas condiciones de ejecución del concierto firmado por una Administración, que ha dedicado unos fondos insuficientes y unas compañías que olvidan que un porcentaje muy alto de sus ingresos proceden de los funcionarios/mutualistas”.

Andalucía aporta el colectivo más numeroso adscrito al organismo público encargado de prestar asistencia sanitaria y social al colectivo de funcionarios, con 315.186 usuarios entre funcionarios y beneficiarios, seguida de Madrid con 253.777.