CSIF Granada muestra su repulsa por el asesinato en Algarinejo, el primer caso del año de violencia de género en Andalucía
IGUALDAD
26 de Enero de 2022
CSIF Granada muestra su repulsa por el asesinato machista de Algarinejo, el primer caso del año de violencia de género en Andalucía

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Granada se ha concentrado esta mañana en la puerta de su sede para guardar un minuto de silencio y condenar el asesinato ocurrido ayer en Fuentes de Cesna, una pedanía de Algarinejo. La Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género ha confirmado el asesinato de Mónica a manos de su marido, que luego se ha suicidado, como el primer caso de violencia de género en la provincia de Granada, tras el que tuvo lugar el pasado mes de diciembre en el barrio de Parque Nueva Granada de la capital.

Este crimen machista, que deja huérfanos a dos hijos que tenía el matrimonio, es el primero registrado en 2022 después de que 2021 se saldara con un total de ocho mujeres fallecidas víctimas de violencia machista en Andalucía, 39 en toda España.

La responsable de Igualdad de CSIF Granada, Ascensión Serrano, ha querido trasladar su solidaridad con la familia y amigos de la víctima, y ha recalcado además “la necesidad de reforzar la prevención y detección de casos para así ayudar a las mujeres y cerrar los espacios de impunidad que aún existen”.

Como otra de las vías para reforzar la lucha contra la violencia de género, CSIF ha solicitado la recuperación de la unidad y el consenso político frente a los mensajes que cuestionan o minusvaloran la gravedad de este asunto. La Central Sindical también exige reactivar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género de manera urgente y redoblar los esfuerzos de las administraciones públicas para acabar con este problema social.

Entre las medidas que propone el sindicato figuran la creación de la figura del delegado o delegada sindical especializada en Igualdad y Violencia de Género y el desarrollo efectivo de protocolos de movilidad laboral para las víctimas. Serrano subraya que “existe un vacío en el ámbito laboral en la lucha contra esta lacra social” y por ello ha llamado a “crear esta figura sindical en todos los centros de trabajos, tanto en el ámbito público como en la empresa privada, para que las mujeres víctimas de violencia de género tengan una persona en la que apoyarse en su puesto de trabajo”.

Desde el pasado mes de noviembre y en su firme lucha contra la violencia de género, CSIF Granada, al igual que el resto de sedes del sindicato en España, se ha convertido en “Punto Violeta” contra la violencia machista, una iniciativa que pretende poner cerco al maltratador y acercarse a las mujeres víctimas facilitándoles información, colaboración y asesoramiento.