El papeleo excesivo genera frustración entre el profesorado y dificulta la calidad educativa
EDUCACIÓN
30 de Septiembre de 2021
El papeleo excesivo genera frustración entre el profesorado y dificulta la calidad educativa

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) Granada, primer sindicato de la enseñanza pública en la provincia, ha denunciado el exceso de trámites burocráticos a los que deben hacer frente los docentes tras el regreso a las aulas en este tercer curso en pandemia. Esta denuncia histórica de CSIF se ha agravado con el coronavirus, y el sindicato advierte de que “más papeleo innecesario” merma la calidad educativa que se ofrece al alumnado.

Poco antes del inicio de la covid-19, el sindicato presentó un estudio cuya conclusión era que el 96% del profesorado en Andalucía consideraba que el papeleo al que debía hacer frente era “excesivo” y que el 89% aseguraba que esa parte administrativa de su trabajo perjudicaba la atención directa y de calidad al alumnado.

Según la responsable de Educación de CSIF Granada, Emilia Santos, “esta situación se ha agravado tras la pandemia y el clamor docente que nos llega es el de la sensación de hartazgo, desilusión y frustración de los profesionales tanto en la etapa de infantil, como de primaria y secundaria”.

“Independientemente de la falta de utilidad de muchos de los trámites que tienen que realizar, los docentes consideran que suponen una carga de trabajo excesiva que se debe afrontar fuera del horario laboral cuando no son ellos los que deberían preocuparse de ellos, sino la Administración”, según ha transmitido Santos.

Algunas de las consideraciones realizadas, por ejemplo, por los maestros de Infantil y Primaria apuntan a que el exceso de papeleo provoca que “dediquen buena parte de su jornada laboral a la carga burocrática y a subir toda la documentación al programa Séneca de la Consejería de Educación”, algo que resulta, en muchos casos, “agotador”, según las quejas que han hecho llegar a CSIF los profesionales.

Falta de planificación de los recursos humanos

Sesiones de evaluación del alumnado, horarios, actas de reuniones de equipos educativos y ciclos, informes psicopedagógicos, adaptaciones curriculares, planes de refuerzo y seguimiento o informes de recuperación por trimestres, son solo algunos ejemplos de la encrucijada burocrática en la que se ven inmersos los docentes en su día a día”, explica la responsable sindical.

“Dichas exigencias de documentación se refieren por ejemplo a estadísticas por grupos, seguimiento y argumentos que justifican el nivel de aprobados y suspensos y sus respectivos porcentajes, así como documentos sobre logros de competencias y propuestas de mejora y que la Administración exige que se graben en la plataforma Séneca”. Además, añade Santos, “en determinados casos los docentes carecen de recursos o de competencias digitales suficientes para afrontarlo”.

CSIF Educación Granada considera que la actual situación responde a una falta de planificación y organización de los recursos humanos por parte de la Administración educativa “que exige a los docentes duplicar la cantidad de trámites burocráticos con las mismas horas lectivas de clase, jefatura o tutoría”.