El plan de modernización de las oficinas comarcales agrarias de la Junta no contempla el refuerzo de sus plantillas, por debajo del 40 % en toda la provincia
ADMÓN. GENERAL JUNTA DE ANDALUCÍA
22 de Julio de 2021
El plan de modernización de las oficinas comarcales agrarias de la Junta no contemple el refuerzo de sus plantillas, por debajo del 40 % en toda la provincia

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Granada ha denunciado la situación de “dejadez” en la que se encuentran las oficinas comarcales agrarias en la provincia, dependientes de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía. Estas dependencias operan como unidades administrativas de inspección y control así como de tramitación de ayudas e incentivos en el ámbito rural a jóvenes agricultores y conforman una red de 9 oficinas ubicadas en las localidades de Baza, Santa Fe, Órgiva, Motril, Loja, Iznalloz, Húescar, Guadix, Baza y Alhama de Granada.

Al respecto se ha pronunciado el responsable del sector de Administración General de la Junta de Andalucía de CSIF Granada, Alejando Rodríguez Vignote, quien ha reprochado a la Administración autonómica “la falta de apuesta por el refuerzo de las plantillas” mientras que “anuncia la modernización de las oficinas comarcales agrarias (OCA) con nuevas tecnologías, infraestructuras modernas y servicios interactivos como la oficina virtual agraria (OVA), pero sin mencionar que en la actualidad este servicio público funciona en Granada con una media del 35 % de las plantillas –116 empleados en activo frente a los 332 que contemplan las RPT-- porque no se sacan las plazas con ofertas de empleo público ni se apuesta por el refuerzo estructural de las mismas”.

CSIF Granada subraya que las nueve OCA de la provincia “salen adelante cada día” con menos de la mitad del personal que tienen contemplado en su relación de puestos de trabajo (RPT). En algunos casos, la ratio entre empleados y usuarios alcanza unos parámetros “deficitarios” como en Alhama de Granada y Huescar, que cuentan ambas con 5 personas en plantilla cuando deberían tener 19 efectivos, o la de Motril, con 8 puestos ocupados en vez de los 33 que establece la RPT. Además, se da la casuística de que “solamente el personal funcionario tiene potestad para la gestión de las actas de inspección o trámites de subvenciones que suponen una gran parte del trabajo en estas oficinas”.

En cuanto a la oficina comarcal agraria de Baza, oficina piloto elegida por la Junta para poner en marcha dicho plan de modernización, el responsable sindical afirma que “cuenta con una ocupación real del 38 % de su plantilla, con un total de 8 empleados en activo, cuando la RPT contempla un total de 21 efectivos para su funcionamiento”, asegura.

Esta situación también se extiende a los laboratorios de sanidad animal o agroalimentarios de Santa Fe y Atarfe que solamente alcanzan el 29 y el 13 % de plantilla respectivamente. Por ello, el sindicato exige a la Junta de Andalucía que atienda de forma ágil la falta de cobertura de las plazas en estas oficinas, teniendo en cuenta las jubilaciones parciales y puestos a extinguir, para prestar un servicio público de calidad a los agricultores y ganaderos de la provincia. “Se trata de una problemática que arrastramos desde hace muchos años y ahora que la Administración hace un esfuerzo por agilizar este servicio y adaptarlo a las necesidades reales de los usuarios, debería contemplar el correspondiente aumento de plantillas de acuerdo a la RPT para ofrecer un servicio especializado y personalizado a la ciudadanía”, apostilla Rodríguez Vignote.