CSIF Granada reclama que se retiren de forma inmediata las mascarillas con grafeno de los centros sanitarios de la provincia
SANIDAD
16 de Abril de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), primera fuerza sindical multiprofesional en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), ha reclamado a la Consejería de Salud y Familias de la Junta la inspección de todos los centros sanitarios del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) para comprobar si se están utilizando mascarillas con grafeno y, en tal caso, exige su retirada inmediata.

En un escrito remitido al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, CSIF Andalucía ha trasladado al responsable del ramo que la central sindical ha tenido conocimiento de la distribución y uso de mascarillas con fibras de este material, que podría producir efectos y daños pulmonares, según indican algunos indicios, aunque desde la prudencia CSIF esperará a los resultados de los análisis por parte de la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios, dependiente del Ministerio de Sanidad, que recomienda que no se utilicen las mascarillas de la marca Shandong Shengquan que contengan grafeno. Precisamente, Castilla y León, País Vasco y dos hospitales de la Comunidad de Madrid han dictado su retirada como medida de precaución.

El grafeno es un material compuesto de átomos de carbono muy utilizado en diversas industrias por sus propiedades, como ser muy ligero y resistente. El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) ha informado de una alerta lanzada por el Ministerio de Salud de Canadá, que ha comprobado que el grafeno se ha usado en la composición de la fabricación de algunas mascarillas, por lo que considera que existe la posibilidad de que los usuarios inhalen partículas de ese producto, algo que puede suponer un riesgo de toxicidad pulmonar. Se está a la espera de una evaluación científica completa y detallada.

En concreto, CSIF Sanidad Granada ha tenido conocimiento, por el momento, del uso de mascarillas con este material en el distrito sanitario Sur y en el Hospital Clínico San Cecilio de la capital, entre otros centros sanitarios de la provincia, ante lo que ha solicitado la retirada total e inmediata de cualquier tipo de mascarilla (quirúrgica y FFP2) que contengan grafeno y se asegure la total eliminación de existencias en los almacenes centrales y de los distintos centros.

Igualmente, CSIF demanda que se informe adecuadamente y con transparencia a los Comités de Seguridad y Salud Laboral sobre los riesgos reales demostrados, centros donde se ha distribuido, marca y tipo de mascarilla por la que se ha sustituido, así como sobre los estudios que vayan a llevarse a cabo y sus conclusiones.

Además, el sindicato reclama que se proceda a realizar vigilancia de la salud a todas las personas trabajadoras que hayan hecho uso de estas mascarillas, con una escrupulosa valoración del aparato respiratorio, según reza el escrito remitido por CSIF Sanidad Andalucía al titular andaluz de Salud y Familias.