CSIF solicita que se incluya a los más de 1.150 funcionarios de Justicia de Granada en los grupos prioritarios para la vacunación contra la COVID
JUSTICIA
11 de Marzo de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Granada, sindicato mayoritario en la Administración Pública y con creciente presencia en la empresa privada, ha solicitado a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía que incluya entre los grupos prioritarios para la vacunación frente a la Covid-19 a los 8.000 funcionarios de Justicia que hay aproximadamente en la comunidad andaluza, más de 1.150 en la provincia de Granada, por el servicio esencial que prestan y el nivel de exposición que tienen frente al virus.

La responsable de Justicia de CSIF Granada, Silvia Martín, recuerda que “en la primera declaración del estado de alarma la Administración de Justicia fue considerada servicio esencial, manteniéndose abiertos juzgados, tribunales y demás edificios jurisdiccionales, para garantizar el derecho a la tutela judicial efectiva; del mismo modo, también fue la primera en iniciar la fase de desescalada, precisamente por la necesidad de ofrecer un servicio público eficaz y eficiente en los juzgados de familia, registros civiles y demás órganos judiciales”.

La responsable sindical argumenta que “es necesario tener en cuenta las especiales circunstancias en las que este colectivo desarrolla su trabajo, el servicio esencial que prestan, y en muchas ocasiones, la obligación que tienen de estar próximos a personas que pudieran ser portadoras de la infección por Sars-CoV2”.

Por el contrario, según las distintas estrategias e informaciones de las que ha tenido conocimiento CSIF, “nada se ha dicho del lugar que deben ocupar los funcionarios y demás personal de la Administración de Justicia, en orden a la prioridad de vacunación, y no nos parece adecuado que se les excluya ahora de los grupos prioritarios cuando han sido reconocidos como esenciales desde el comienzo de la pandemia, sobre todo si tenemos en cuenta que más de la mitad de las plantillas de Granada superan los 50 años de media”.