CSIF-A exige la actuación inmediata de los servicios de Prevención de Riesgos Laborales en los centros educativos andaluces ante las incidencias por frío intenso
ACTUALIDAD |EDUCACIÓN
13 de Enero de 2021
  • El sindicato urge a la Junta a tomar las medidas para evitar que haya aulas a menos de 17 grados y para la instalación de filtros HEPA y medidores de CO2 como medidas preventivas complementarias adicionales a la ventilación natural y el uso de mascarilla

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) Andalucía, primera fuerza sindical de la enseñanza pública en la comunidad andaluza, ha exigido la actuación inmediata de los servicios de Prevención de Riesgos Laborales de la Consejería de Educación y Deportes de la Junta de Andalucía en los centros educativos andaluces ante la multitud de incidencias que se están registrando por el intenso frío de estos días en nuestra comunidad autónoma, que obliga a profesorado y alumnado a desarrollar su tarea en aulas que se encuentran, en algunos casos, a menos de 17 grados centígrados.

La secretaria de Seguridad y Salud de CSIF Andalucía y también portavoz del Sector de Educación, Pilar González, ha dirigido sendos escritos al consejero y a la viceconsejera de Educación, Javier Imbroda y María del Carmen Castillo, respectivamente, para comunicarles las deficiencias y denuncias que el sindicato está recogiendo en relación al estrés térmico por frío en las aulas de los centros educativos, y para instarles a tomar las medidas pertinentes y oportunas para subsanar las indicencias observadas.

Entre dichas medidas, CSIF-A urge a la Consejería a la realización de la evaluación de riesgos y medición de condiciones termohigrométricas --que son las condiciones físicas ambientales de temperatura, humedad y ventilación en las que se desarrolla una determinada actividad—en las aulas, así como a reforzar los sistemas de calefacción para llegar a unas condiciones climatológicas de confort dentro de los parámetros de temperatura comprendidos entre 17 y 27 grados centígrados --tal y como establece la normativa de seguridad y salud en los lugares de trabajo-- mediante la colocación de estufas portátiles y sistemas de climatización con bomba de calor.

Asimismo, el sindicato reclama dotar de purificadores de aire con filtro HEPA (High Efficiency Particulate Air) en las aulas y de medidores de CO2 para comprobar la calidad del aire, como medidas preventivas adicionales a la ventilación natural y a la utilización de mascarillas en las aulas, con el objetivo de minimizar la probabilidad de contagios del Coronavirus por aerosoles.

La central sindical recuerda que la exposición laboral a ambientes fríos puede causar serios problemas de salud y que las bajas temperaturas que se están soportando en las aulas andaluzas en muchos casos afecta a la salud tanto de profesionales docentes como de alumnado, ya no sólo frente a la Covid-19, sino a otras patologías con efectos respiratorios o cardiovasculares. Igualmente, CSIF Andalucía hace hincapié en la dificultad que comporta la actividad docente en estas circunstancias.