CSIF Granada rechaza el debate político sobre la distribución de la productividad en el Ayuntamiento de Granada
ADMÓN. LOCAL
01 de Diciembre de 2020

El sector de Administración Local de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en el Ayuntamiento de Granada ha censurado la “demagogia política” desatada entre los grupos municipales del consistorio de la capital respecto al reparto lineal del fondo de 200.000 euros entre los empleados públicos aprobado en la comisión extraordinaria del pasado 20 de noviembre.

El sindicato ha recordado que la procedencia de este fondo finalista se remite al II Acuerdo alcanzado entre Gobierno y sindicatos para la mejora del empleo público, suscrito en 2018 a nivel nacional, con el objetivo de mejorar la retribución del personal de las Administraciones a tres años.

Tal como explica el responsable de la sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Granada, Ignacio Conde, “no cabe renunciar a esta partida porque es un compromiso adoptado en una Asamblea General de trabajadores en base a un Acuerdo de 2018 con aplicación a nivel nacional y porque dicho fondo solamente puede ir destinado a la mejora de complementos salariales de los trabajadores y trabajadoras, bien mediante la promoción interna o bien por la vía de la productividad, como es este caso, y tal como se aprobó de forma consensuada con todos los sindicatos, a la espera de que se ejecuten las promociones internas en el Ayuntamiento”.

El responsable sindical critica asimismo que “en 2019 se produjo una situación similar con la tasa adicional del 0,30 % que no dio tiempo a invertirla en los conceptos previstos y el asunto se trasladó a la Mesa General de Negociación, órgano competente para acordar el destino de la partida, y se tramitó sin mayor incidencia. A ningún político se le ocurrió entonces cuestionar el derecho de la plantilla a percibir las retribuciones que se desprenden de un Acuerdo Estatal ni decir qué deben hacer los empleados del Ayuntamiento con su salario”.

“Nuestro sindicato respeta la libertad de cada trabajadora y trabajador municipal para decidir qué hacer con su sueldo, por ejemplo, como muchos ya hacen, donarlo a causas sociales”, añade Conde.

Los delegados sindicales de CSIF lamentan la delicada situación social, económica y de salud que sufre gran parte de la población granadina “de la que tenemos conocimiento profesional y personal, sin olvidar que nosotros también tenemos familia, amistades, personas conocidas que lo están pasando mal y por ello no permitimos que se ponga en tela de juicio nuestra profesionalidad y solidaridad. “Otra cuestión”, añaden, “es que el Ayuntamiento haga como muchos otros consistorios y libre ayudas con fines sociales, pero sin quitar masa salarial a sus trabajadores”.

Por ello, CSIF ha exigido dejar la “lucha política a un lado de los trabajadores municipales”, incidiendo en que “no es una cuestión de salvar la productividad, sino la dignidad de la plantilla, sus derechos, los acuerdos y de respetar a todas las personas que cada día sacan adelante el trabajo de este Ayuntamiento, todas importantes, imprescindibles y esenciales”.