CSIF reclama una ampliación urgente de personal en los juzgados de Baza y Guadix
JUSTICIA
19 de Marzo de 2019
CSIF reclama una ampliación urgente de personal en los juzgados de Baza y Guadix

CSIF Granada, primer sindicato de la función pública, alarma del déficit que sufren las plantillas de los juzgados de Baza y Guadix -formadas por 9 personas cada una-, un problema denunciado en reiteradas ocasiones sin que la Administración dote estos órganos de los recursos humanos necesarios para desempeñar su labor en condiciones dignas e iguales a la de otros partidos judiciales de la provincia.

Ambas plantillas, desfasadas desde hace décadas, llevan sin refuerzos o ampliaciones desde su creación frente al aumento de volumen de población y de litigios civiles en los últimos años, lo que provoca un aumento notorio de los tiempos de espera para dictar y ejecutar sentencias. En concreto, informa la responsable del sector de Justicia de CSIF Granada, Silvia Martín, “el partido judicial de Baza engloba a 8 municipios con una población total de 39.080 habitantes mientras que el de Guadix asiste a 32 municipios con una población total de derecho de 46.186 habitantes. Si comparamos la ratio de asuntos por funcionario de estos juzgados con los de otros similares, vemos que estos últimos tienen plantillas superiores y una notoria menor entrada de asuntos de media por funcionario”.

Martín destaca que ninguno de los municipios dependientes de Guadix y Baza disponen de Juzgados de Paz atendidos por funcionarios de Justicia y la mayoría de asuntos en materia de Registro Civil (incoación de expedientes, expedición de partidas, duplicado de libros de familia, anotaciones, notas marginales y atención al público) son consultados a la cabeza de partido, lo que supone un aumento de trabajo “inasumible” si no va acompañado de un refuerzo que ayude en la gestión y tramitación de los expedientes, inexistente tan siquiera para asuntos de violencia de género en el caso de Baza.

CSIF considera que uno de los retos a los que se enfrenta el nuevo delegado de Justicia en Granada pasa por asumir de una vez por todas la dotación de los recursos humanos en estos dos partidos judiciales para mejorar las condiciones laborales de la plantilla y el servicio que se ofrece a la ciudadanía. Por ello, reivindica el nombramiento inmediato de refuerzos mientras se constituye la ampliación de efectivos necesaria en ambos juzgados.