"CSIF denuncia la grave situación de falta de personal en hospitales de Granada a causa de las reconversiones en Traumatología"
01 de Abril de 2016

CSIF denuncia la grave situación de falta de personal en HRT y en el complejo hospitalario GR en general.

CSI-F exige a la dirección del CHUG la inmediata solución de esta situación que provoca inquietud e inseguridad y atenta contra un derecho fundamental de trabajadores y ciudadanos.

Según CSIF, ante el inminente cierre/reconversión del hospital de Traumatología, no se están cubriendo las bajas por enfermedad ni las ausencias por permisos reglamentarios, lo que está provocando situaciones de extrema sobrecarga de trabajo afectando seriamente la salud de los profesionales y por ende la calidad del servicio.

Victorino Girela, responsable del sector de Sanidad en Granada, afirma que “desde hace meses también en el servicio de cirugía del Hospital Virgen de las Nieves (Hospital Médico –Quirúrgico) y hospital de día – quirófanos de CMA y del hospital de Traumatología, viene soportando una importante falta de personal, que está provocando un aumento de cargas de trabajo traducidas en menos descansos, doblaje de turnos y aumento del número de guardias”.

Para CSIF, “las IT no cubiertas y la falta de reposición de puestos de trabajo tras jubilaciones o traslados hace que el escaso personal que se contrata sea compartido por varios servicios y áreas con la consecuente provisionalidad e incertidumbre que en nada resuelve el problema sino más bien lo complica. Cuando falta personal de plantilla, si no se sustituye o solo unas pocas horas unos pocos días de vez en cuando, se afecta a todo el servicio y la calidad de la asistencia”.

“Esta situación está afectando a la salud de trabajadores y repercute negativamente la calidad del servicio y en las listas de espera de algunos procedimientos. Si es verdad que se está por la sanidad pública y de calidad y que estamos en la senda de la recuperación económica y por ende del fin del empleo precario, traducido en contratos a tiempo parcial y falta de sustituciones, después de sufrir años duros de recortes, no es aceptable que unos irresponsables gestores de la sanidad de Granada estén poniendo en riesgo la salud de los trabajadores y afectando negativamente en la calidad asistencial”, sentencia Girela.