CSI•F DENUNCIA EL ABANDONO FINACIERO DE LOS COLEGIOS E INSTITUTOS ANDALUCES
23 de Enero de 2013

Una situación que afecta tanto a colegios como institutos, pero que es especialmente sangrante en éstos últimos, al tener que afrontar gastos de gasoil, luz, agua, renting de fotocopiadoras y multicopistas, revisión de calderas o extintores, por no hablar de pequeñas reformas de albañilería o fontanería.

Vivir de los escasos ahorros, de las buenas relaciones con proveedores y directores de los bancos o reclamar la ayuda de los padres, son algunas de las estrategias que llevan a cabo desde septiembre de 2012 los directores y secretarios de los institutos de Secundaria de Andalucía.

Según nos confirman diversos directores consultados la Consejería de Educación todavía no ha remitido ni un euro de los gastos de funcionamiento correspondientes al presente curso escolar. Una situación que afecta tanto a colegios como institutos, pero que es especialmente sangrante en éstos últimos, al tener que afrontar gastos de gasoil, luz, agua, renting de fotocopiadoras y multicopistas, revisión de calderas o extintores, por no hablar de pequeñas reformas de albañilería o fontanería.

La situación de un instituto enclavado en la periferia granadina es homologable al resto de centros. Según su secretario el primer pago de 18.000 euros lo tendrían que haber recibido el 10 de octubre, “desde entonces la cuenta corriente del centro sólo ha recibido el ingreso del 80% del Programa de Gratuidad de Libros de Texto y lo correspondiente al Programa Comenius para los dos próximo cursos”. Con el pequeño remanente del curso pasado y lo ingresado por este programa europeo, estamos sorteando los gastos que no pueden esperar a la espera de recibir el primer tramo que supone entorno al 35% de la partida correspondiente al curso”.

Los institutos andaluces reciben cuatro pagos durante el curso escolar para hacer frente a los gastos de funcionamiento, el primero en octubre, el segundo en enero, el tercero en abril y el último en el mes de julio, mes en el que se ingresa el último 10%, a modo de liquidación de curso y que sirve a los centros para hacer frente a los primeros gastos mientas se recibe “o se recibía” en octubre la primera partida del nuevo curso.

Frente a esta situación, el presidente del Sector de Enseñanza de CSI•F, Francisco Hidalgo, urge a la Consejería de Educación a abonar, al menos, la primera partida correspondiente a octubre de 2012. Según Hidalgo, “situaciones de este tipo no sólo menoscaban la calidad de la enseñanza y precarizan el funcionamiento de los centros de enseñanza sino que desaniman y frustran profundamente a profesores, alumnos y padres”.

Ante las múltiples manifestaciones de alarma y desconcierto que llegan desde los centros, la Consejería de Educación alude a la difícil coyuntura de liquidez y al esfuerzo que realiza para mantener las partidas de funcionamiento de los centros, también asegura que se abonará a la mayor brevedad posible, pero la realidad es que el abandono financiero de los colegios e institutos es un “tsunami que socaba la enseñanza pública andaluza”, asegura Francisco Hidalgo.