Los docentes granadinos demandan formación en idiomas
05 de Diciembre de 2012

La Administración Educativa ha modificado la norma que para el próximo curso regirá los requisitos que han de tener los docentes para acceder a las plazas bilingües. Hasta ahora se consideraba válida la titulación de Magisterio en Lengua Extranjera para poder dar clases de otra materia en el idioma correspondiente. La modificación ha endurecido los requisitos, de tal forma que para el próximo curso habrá que acreditar un nivel B2 del Marco Común Europeo de Referencia para poder optar a un puesto bilingüe, tanto para funcionarios como para interinos. El nivel B2 se acredita con quinto de la Escuela Oficial de Idiomas o con diferentes certificados de entidades internacionales como la Universidad de Cambridge, el Trinity College o la Alliance Francaise.

Entre los docentes granadinos es conocida la falta de planificación de la Delegación de Educación de nuestra provincia para dar respuesta a la demanda de formación en idiomas que existe entre el profesorado. Especialmente sangrante es la diferencia existente entre la demanda de nivel avanzado de inglés y la exigua oferta educativa que la Escuela Oficial de Idiomas en nuestra provincia pone encima de la mesa. A esto hay que sumar la ubicación de la sede de la Escuela Oficial de Idiomas, que sigue compartiendo instalaciones con un Instituto de Secundaria de la capital a pesar de que su traslado estaba previsto desde hace ya tres años. Concederle por fin una ubicación definitiva con edificio propio a la Escuela Oficial de Idiomas, ayudaría a planificar una oferta educativa más ambiciosa. Pero como casi siempre, nuestra Administración va tarde.

Esta falta de previsión y planificación de la Administración educativa ha sido el caldo de cultivo para que muchas academias hayan visto un filón por explotar en la preparación del nivel B1 y B2 para docentes. Muchos profesores han optado por acudir a estas academias para completar su formación en idiomas y poder así optar a puestos docentes bilingües. Eso sí, rascándose su maltrecho bolsillo. Difícil es entender que la Administración exija el B2 para dar cobertura a plazas bilingües y no sea capaz de atender la demanda de los docentes que quieren perfeccionar dicha titulación.

Desde CSI•F, siguiendo nuestra política de sindicato profesional, se puso en marcha un proyecto formativo el pasado mes de octubre para dar cobertura a esta carencia de formación en idiomas en nuestra provincia para profesionales de la enseñanza. Hemos comenzado, con una importantísima demanda por parte de nuestros afiliados, cursos presenciales de preparación para los niveles B1 y B2 de inglés, impartidos por profesores nativos con una dilatada experiencia como preparadores de Cambridge. Estos cursos han sido subvencionados en buena parte por CSI•F y tendrán una duración de setenta y cinco horas.

CSI•F, sindicato profesional e independiente, no sólo defiende a los profesionales de la enseñanza sino que les acompaña en su carrera docente dando respuesta a las necesidades que los profesores plantean.

Ver Galería