CSI-F ANUNCIA MOVILIZACIONES Y PAROS EN JULIO Y AGOSTO CONTRA LOS RECORTES EN LA FUNCIÓN PÚBLICA EXTREMEÑA
12 de Julio de 2012

(Mérida, 11 Jul. 2012) CSI-F manifiesta hoy su indignación y oposición frontal ante las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el ámbito de las Administraciones Públicas. Razón por la que anunciamos la convocatoria de paros parciales en el conjunto de las administraciones públicas extremeñas durante los meses de julio y agosto y no descartamos convocar una huelga en el mes de septiembre.

El alcance de estas movilizaciones, en Extremadura y en el resto del Estado, se decidirá este mismo viernes por la Comisión Nacional del sindicato.

Precisamente, CSI-F considera que el nuevo recorte en las condiciones laborales de los empleados públicos responde a las nuevas medidas restrictivas impuestas a España por la Unión Europea, como consecuencia del ajuste en el sistema bancario, una situación que no tiene nada que ver con el funcionamiento de nuestro sector público y el trabajo diario de 90.000 empleados públicos de esta Comunidad.

“Hablamos de policías, médicos, docentes, personal de juzgados de instituciones penitenciarias, enfermeros, carteros, personal de oficina y atención al público, servidores públicos y que todos los días se dejan la piel para mantener el nivel de calidad de los servicios públicos. No podemos consentir que la crisis sirva para desmantelar los servicios públicos”.

No puede ser que los empleados públicos volvamos a ser los paganos y la caja de ahorros del Estado, cada vez que se nos anuncie una nueva mala previsión económica. Y es que llueve sobre mojado; los empleados públicos, a largo de los últimos tres años, arrastran una rebaja salarial del 5 por ciento (2010), dos congelaciones salariales (2011 y 2112), con una pérdida de poder adquisitivo del 21 por ciento, así como la amortización de plazas de personal jubilado y la no renovación de personal interino, lo que ha supuesto la destrucción de miles puestos de trabajo.