CSIF reconoce el trabajo del personal del sector público en Córdoba y exige que los refuerzos Covid se hagan estructurales
Unión Provincial
03 de Marzo de 2022

CSIF reconoce el trabajo del personal que está al servicio de las distintas administraciones públicas en Córdoba, que se cifra en cerca de 50.000 empleados y empleadas públicas, y exige que “los refuerzos Covid se hagan estructurales y se amplíen efectivos para prestar los servicios públicos que la ciudadanía merece”.

Con motivo del Día del Empleado Público, que se celebra este jueves, 3 de marzo, la presidenta de CSIF Córdoba, María Dolores Navajas, manifiesta que “la pandemia de la Covid-19 ha puesto de manifiesto las carencias del sector público en materia de recursos humanos, especialmente en ámbitos esenciales como la Sanidad y la Educación”, al tiempo que reclama que “el incremento de efectivos debido a la pandemia se consolide y se amplíe”.

En concreto, según los últimos datos del Ministerio de Hacienda y Función Pública (actualizados a julio de 2021), en Córdoba hay un total de 47.327 trabajadoras y trabajadores al servicio de las distintas administraciones públicas. De ellos, casi el 60% (28.117) pertenecen a la Administración autonómica; el 23,7% (11.237) a las administraciones locales; y el 16,8% (7.973) al sector público del Estado.

En relación al año inmediatamente anterior (comparando con los datos de julio de 2020), se ha producido un incremento en la cifra de empleadas y empleados públicos de un 7,3% en el conjunto de administraciones (3.324 más). De ellos, la inmensa mayoría lo acapara la Comunidad Autónoma (1.919), seguido de las corporaciones locales (1.457), mientras que el personal de la Administración General del Estado se ha reducido en 52 efectivos en el último año.

No obstante, según señala la presidenta de CSIF Córdoba, “este incremento en el personal del sector público se basa en contrataciones temporales que se han realizado para atender las necesidades de la pandemia de la Covid-19”. En este sentido, la central sindical reclama que todos esos puestos pasen a ser estructurales y que además se refuerce con más personal el sector público.

“La pandemia ha hecho saltar las costuras de muchos servicios públicos, como la Sanidad y la Educación, que llevaban ya muchos años de maltrato previos a la crisis actual, con recortes e infradotación de personal”, argumenta Navajas. “Ahora es momento de que la Administración dimensione adecuadamente los servicios públicos esenciales, con empleo de calidad para servicios públicos de calidad”, añade.

“Es hora de apostar por un plan de refuerzo de los servicios públicos esenciales serio y riguroso, con empleo que no sea precario, sino de calidad”, insiste la dirigente sindical, que pone en valor la profesionalidad y dedicación de los trabajadores y trabajadoras de lo público, “que son los que han hecho posible, especialmente en esta pandemia, el mantenimiento de servicios públicos esenciales para la ciudadanía, como son la Salud, la Educación, la Justicia, la Seguridad, o bien las gestiones básicas administrativas que la ciudadanía ha necesitado realizar”.

Con motivo de la celebración del Día del Empleado Público, CSIF agradece la labor de “docentes, personal del sistema sanitario público, miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, personal de los servicios de Justicia, administrativos, empleados municipales, cocineros, bedeles, trabajadores sociales, bomberos, y un largo etcétera que día a día, con su trabajo, hacen posible los distintos servicios básicos que necesitamos en nuestra vida cotidiana”.