CSIF alerta de que el 56% de los docentes cordobeses no cree reconocida su labor educativa
Educación
19 de Junio de 2018

El Sector de Educación de CSIF Córdoba ha realizado hoy un balance del curso escolar 2017-2018 a través del análisis de un estudio realizado entre más de 400 docentes que desarrollan su labor en centros educativos públicos de la capital y la provincia. La responsable del Sector de Educación de CSIF Córdoba, Elena García, considera que el sistema educativo cordobés “necesita mejorar, ya que, aunque cuenta con una plantilla de profesorado con una gran preparación y formación, hay numerosos aspectos sobre los que trabajar para obtener mejores resultados”.

En el estudio elaborado por CSIF, sindicato mayoritario en la Enseñanza Pública en Córdoba y en Andalucía, se señala que el 51% de los docentes consultados asegura que en sus centros se han perdido unidades en los últimos años, algo que para un 41% ha supuesto la reducción de la plantilla y un aumento de las ratios. Hay que resaltar que más del 56% no siente reconocida su labor docente por parte de la Administración educativa.

Además, un 95% opina que el tiempo que dedica a tareas de burocráticas es excesivo, mientras que un 52% cree que su carga burocrática es intensa y un 42% la califica de inapropiada. Sólo un 6% cree que es adecuada. Resulta llamativo que en más del 54% de los centros la dotación de PAS es inadecuada y en un 12% de los centros no cuentan con ese personal. García recuerda que “no son pocas las tareas burocráticas que tienen que asumir el profesorado, entre las que se encuentran la cumplimentación de informes individuales y de actas, la elaboración de memorias de evaluación, introducción de datos en el sistema Séneca o labores como la apertura de los centros por falta de porteros, entre otras”.

En relación a los equipos informáticos, casi un 85% de los docentes preguntados cree que el estado de sus dispositivos en el centro es regular o malo y más de un 64% considera que la calidad de la conexión a Internet de su colegio es mala o regular. Por último, un 57% se queja de que la oferta de vacantes en el Concurso General de Traslados fue insuficiente y cerca de un 24% la califica de muy deficiente.

A juicio de la máxima representante del Sector de Educación de CSIF Córdoba uno de los retos de la Enseñanza Pública es que “la Administración esté a la altura de las circunstancias, sea eficiente a la hora de planificar sus actuaciones y apueste por la transparencia en lugar del oscurantismo como ocurre en la actualidad”. “Creemos que también es necesario que se empodere al profesorado, piedra angular del sistema educativo”, destaca la dirigente sindical.

“Consideramos necesario que la Administración emprenda campañas de reconocimiento de la labor docente, su personación como acusación particular en los casos de agresión al profesorado, la adopción de medidas que promuevan la carrera profesional docente y la habilitación de un desarrollo normativo autonómico que reconozcan al profesorado como autoridad pública de acuerdo a lo establecido en la Lomce”, subraya la responsable del Sector de Educación de CSIF Córdoba.

CSIF calcula que serían necesarios unos 1.500 docentes más en la Educación Pública en Córdoba en base a las necesidades actuales de los colegios e institutos de la capital y la provincia. En este sentido, se demanda una mayor dotación de recursos personales en el ámbito de la Educación Especial. La sustitución inmediata de los docentes que estén de baja es otra de las reivindicaciones de esta central sindical.

García se muestra especialmente preocupada por la pérdida de 115 unidades de Educación Infantil en Córdoba desde 2011 y por el hecho de que este fenómeno está previsto que continúe el curso que viene, según ha podido saber este sindicato, lo que seguirá generando la destrucción de puestos de trabajo docentes y el aumento de las ratios. Desde CSIF se exige la recuperación de las plantillas y la elaboración de un plan de choque que ponga fin a esta reducción de unidades que suponen un ataque a la Educación Pública.