CSIF denuncia el “abandono” del Hospital General de Valencia con elevada ratio de pacientes por trabajador y sin refuerzos
El sindicato señala que a pesar de tener asignada una población de 367.000 personas ha sido el único hospital sin plazas asignadas entre las 5.040 que ofertará Conselleria
08 de Abril de 2022
Fernando García, presidente de CSIF Sanidad Valencia

CSIF denuncia el “abandono” constante que sufre el Hospital General de Valencia, que se ha visto reflejado en el anuncio de Conselleria de creación de 5.040 plazas en toda la Comunidad Valenciana, de las cuales no se asigna una sola a este recinto hospitalario. CSIF lo considera un “agravio” para los 367.149 potenciales pacientes que tiene asignados y respecto de hospitales cercanos que sí que tendrán refuerzos.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) expresa su “indignación” y “preocupación” ante el deterioro de la situación para “este centro, su personal y la población que atiende”. El sindicato alerta tanto del número de camas “escaso” como de la “insuficiente” plantilla de profesionales, y compara esta situación con otros recintos de la ciudad.

CSIF señala que mientras que el Hospital General tiene una población asignada en su departamento de 367.149 personas, en el caso del Hospital Peset alcanza las 284.774 y en el del Clínico-Malvarrosa, las 348.137. No obstante, el número de camas por departamento lleva una progresión contraria, con 503 en el Hospital General; 506 en el Peset y 571 en el Clínico. Esto significa que cuenta con una cama por cada 730 habitantes frente a las 563 del Doctor Peset y las 609 del Hospital Clínico, también insuficientes.

El sindicato continúa explicando que lo mismo sucede con el personal, con 3.158 trabajadores en el General; 3.722 en el Peset y 4.375 en el Clínico. Además, el Hospital General, a pesar de tener más población asignada, también se halla a la cola en inversión y en trabajadores por cama.

La central sindical recalca que si la situación, en general, de los departamentos de salud resulta precaria, ya que necesitan un refuerzo de 11.000 plazas estructurales, en el caso del Hospital General Universitario de Valencia alcanza el nivel de “abandono”, como lo ratifica el hecho de haber sido el único recinto excluido de refuerzos de plazas estructurales.

El sindicato alerta de “la disminución de la calidad asistencial para el ciudadano que pertenece al departamento y del grave perjuicio a los profesionales, que deben soportar mayor estrés y cargas de trabajo”. Ante esta coyuntura exige a Conselleria “una adecuación de infraestructuras y personal del hospital que evite esta discriminación que sufren los usuarios de este departamento, con una dotación inferior a la que le correspondería por población”.