CSIF rechaza el recorte de personal sanitario covid y advierte del colapso en Primaria que supondrá el cese de rastreadores
El sindicato ha votado en contra de la no renovación de 419 profesionales cuya labor es básica contra la pandemia
02 de Diciembre de 2021
Dolly Prunés, presidenta de CSIF Sanidad Comunidad Valenciana

CSIF ha exigido hoy la renovación de los 6.400 contratos de personal de refuerzo covid que concluyen el 31 de diciembre y ha votado en contra de la propuesta de Conselleria, trasladada a la reunión de Mesa Sectorial, de rescindir 419 contratos. La central sindical advierte de que esos ceses afectan sobre todo a rastreadores, fundamentales para que no se extienda el virus y para reducir la burocracia en Atención Primaria. Sin este personal, CSIF avisa del colapso en Primaria.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que esta no renovación de profesionales se produce cuando la curva de la pandemia se halla en ascenso. El sindicato ha insistido en la mesa sectorial de hoy en que “no se puede dar pasos atrás y no renovar a profesionales que son totalmente necesarios”. Por ese motivo ha reiterado la petición de renovación de todos los contratos covid y ha recordado la escasez de personal y la necesidad de crear 11.000 plazas estructurales en la sanidad valenciana.

El sindicato ha señalado que estos despidos afectan a técnicos en documentación sanitaria, más conocidos como rastreadores. Su tarea resulta básica en Atención Primaria para seguir los casos y reduce la carga burocrática de personal de Enfermería y de Medicina. Sin su labor, “se saturará más Primaria y puede explotar la situación”, avisa CSIF, que resalta que en la actualidad la cita previa ya se da para entre 12 y 20 días desde que se pide.

La central sindical ha subrayado que “un solo cese ya supone un recorte” y que “la situación de la Atención Primaria resulta insostenible”. El sindicato valora que, gracias a su insistencia y protestas, Conselleria de Sanitat haya reducido el recorte de plazas y que haya aumentado en este trimestre de las 6.069 que informó meses atrás a las 6.400 que ha notificado hoy que concluyen contrato el 31 de diciembre.

CSIF ha continuado afirmando que, no obstante, “es insuficiente”. Al respecto recuerda que el 31 de mayo la Administración ya recortó más de 3.000 plazas aduciendo “la evaluación favorable de la pandemia”, al contrario de lo que ocurre en la actualidad. Por lo tanto, siguiendo la misma lógica, ahora debería de incrementar la contratación.

El sindicato hace hincapié igualmente en que la labor de los rastreadores será prioritaria para frenar la expansión del virus sobre todo después de Navidad, cuando pasen las celebraciones y concentraciones y puedan haber aumentado los contagios. En este sentido lamenta que en enero, debido al recorte de Conselleria, ya no estarán 419 profesionales, por lo que ha reiterado la petición de renovación.