CSIF insta a Conselleria a realizar pruebas de serología al personal de sanidad para detectar la inmunidad contra el covid
El sindicato considera fundamental esta medida para evitar que los contagios aumenten
26 de Noviembre de 2021
Fernando García, presidente de CSIF Sanidad en la provincia de Valencia

CSIF ha instado por escrito a Conselleria de Sanitat a “realizar cribados periódicos de serología de anticuerpos IgM e IgG a los profesionales de la sanidad pública”. La central sindical busca, con esta medida, saber el grado de inmunidad de los trabajadores cuando ya han transcurrido más de seis meses desde que fueron vacunados. También reclama evaluación a afectados por covid persistente.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) apunta en su escrito la necesidad de “llevar a cabo una campaña en vigilancia de la salud para cuantificar la incidencia en el conjunto de profesionales”. En este sentido insta a “analizar los distintos patrones de transmisión, virulencia, escape a la inmunidad u otros problemas que puedan estar asociados”.

CSIF resume en el citado documento los objetivos de esta medida, que son “la detección precoz de los casos con infección activa por SARS-CoV-2, el establecimiento por anticipado de las medidas de control necesarias para evitar nuevas infecciones y la disponibilidad de la información indispensable para la vigilancia epidemiológica con el detalle adecuado para la toma de decisiones”.

El sindicato lamenta en el documento que “a pesar de que ha habido una mejora en las medidas de protección, no se está realizando pruebas de serología a las plantillas”. Esta situación, como recalca la central sindical, contrasta con el “elevadísimo número de profesionales contagiados entre marzo de 2020 y noviembre de 2021”. El último dato oficial ronda los 11.200 trabajadores de la sanidad valenciana.

CSIF, en este contexto, subraya como “necesario y conveniente” realizar “seguimientos para confirmar la inmunización del personal y descartar posibles contagios entre asintomáticos”. Insiste en desarrollar “estudios de seroprevalencia periódicos para controlar la evolución de la pandemia en estos profesionales, de manera que cada centro asistencial planifique la realización de las pruebas”. El sindicato propone que los servicios de prevención realicen una evaluación de los riesgos de exposición al contagio en las diferentes tareas del personal y en los distintos escenarios que pueda plantear la pandemia.

El sindicato recalca que, con esta iniciativa, busca “clarificar la realidad y el futuro inmunológico de los profesionales de sanidad”. Esta actuación la considera fundamental para “los responsables de Conselleria con el fin de evitar que los contagios aumenten o se repitan, o que los afectados sufran secuelas persistentes, como está ocurriendo en no pocos casos de personas que han pasado la enfermedad”.

CSIF pide que esas pruebas serológicas para detectar el grado de inmunización se apliquen también al personal de empresas externas contratadas por los centros sanitarios, “siempre que esas pruebas no hayan sido realizadas previamente o no estén planificadas por los servicios de prevención de riesgos laborales de dichas empresas”