CSI·F imparte un curso destinado a que las policías locales de Valencia sepan reaccionar ante agresiones con armas
27 de Octubre de 2011

El sindicato CSI·F está desarrollando el curso de tiro de autoprotección policial para mujeres. Las sesiones, que se llevan a cabo durante esta semana, cuentan con la asistencia de 18 mujeres policías locales. Los instructores e impulsores del curso, Daniel Mena y Rosendo Ferrer, inciden en “la importancia de entrenar situaciones de peligro que requieran el uso del arma para evitar el bloqueo de las agentes”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) destaca que el inspector de la Policía Local de Valencia, Antonio Mora se dirigió a las alumnas para incidir en la importancia que tiene este curso. “Mediante los ejercicios les inculcan una reacción mecánica cuando se producen situaciones en la que es necesario la utilización del arma de fuego”. El inspector Mora agradeció la asistencia a las alumnas y destacó la magnífica labor de los instructores.

El sindicato explica que el curso está basado en el empleo del arma en situaciones de corto alcance. Con ejercicios prácticos, los profesores enseñan cómo reaccionar cuando un posible agresor se halla a menos de cinco metros. Los agentes deben, en décimas de segundo, responder en proporción a la agresión. Por seguridad, el curso se realiza en la galería de tiro de la Policía Local de Valencia pues durante los ejercicios las agentes disparan armas de fuego con munición real.

CSI·F detalla que uno de las actividades consiste en una simulación de un ataque real. Para ello, se sitúan las alumnas unas frente a otras, simulando un ataque en el que el agente no sabe si el atacante puede ir armado. Cuando el instructor da la orden, los agresores corren hacia las agentes y estas tienen que detectar si van armados para, en ese caso, disparar retrocediendo y así evitar la agresión. “También les enseñamos a disparar en movimiento. En la calle los delincuentes nunca están quietos” explica el instructor Daniel Mena.

La central sindical informa que el curso, que empezó el pasado lunes, finaliza, este viernes. Se desarrolla durante las tardes y la duración completa es de 20 horas. En la primera jornada del curso, los instructores impartieron lecciones teóricas y visualizan videos de situaciones reales en España. Además, repasaron la legislación vigente para que las agentes sean conocedoras de los límites en los que la ley les ampara en la utilización del arma reglamentaria.

El sindicato CSI·F incide en la importancia que tiene que el curso, que se desarrolla por tercer año consecutivo, sea exclusivo para mujeres. “Tras muchas experiencias, hemos podido comprobar que las mujeres dan el cien por cien cuando están con otras compañeras. La presencia de una mayoría de hombres, como ocurría antes de impartir este curso, provocaba que las pocas mujeres que lo realizaban se encontraran cohibidas”, destaca el impulsor del curso Daniel Mena.