Justicia. El Tribunal Supremo se pronuncia sobre la prolongación del servicio activo
22 de Febrero de 2017

La Justicia ha venido dando la razón a los funcionarios que veían denegada su pretensión de retrasar su jubilación prolongando el servicio activo, ya que hasta la fecha los únicos requisitos para rechazarla eran que no se hubiera presentado la solicitud de permanencia en tiempo y forma.

Pues bien, el Tribunal Supremo estima el recurso de casación interpuesto por un funcionario del Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado, que solicitó la prolongación de la permanencia en el servicio activo antes del cumplimiento de los 65 años, contra la sentencia de 8 de mayo de 2015 de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Valencia, contra la Resolución de la Directora del Departamento de RRHH de la AEAT denegatoria de la prolongación en el servicio activo, pero a su vez valida el artículo 67.3 del EBEP como normativa vigente para la jubilación forzosa, que dispone que:

“La jubilación forzosa se declarará de oficio al cumplir el funcionario los sesenta y cinco años de edad.

No obstante, en los términos de las leyes de Función Pública que se dicten en desarrollo de este Estatuto, se podrá solicitar la prolongación de la permanencia en el servicio activo como máximo hasta que se cumpla setenta años de edad. La Administración Pública competente deberá de resolver de forma motivada la aceptación o denegación de la prolongación.

De lo dispuesto en los dos párrafos anteriores quedarán excluidos los funcionarios que tengan normas estatales específicas de jubilación.”

Accede a la Sentencia