Evaluación negativa en las Bolsas de Empleo Correos
18 de Julio de 2012

Hoy día 16 de julio de 2012 ha tenido lugar la reunión entre las organizaciones sindicales y la empresa sobre la “Evaluación Negativa del Desempeño en las Bolsas de Empleo”. CSI•F ha presentado a Correos un informe con la alegaciones y propuestas sobre este tema, donde se recogen todas las sugerencia recibidas a nivel nacional.

En un principio, todas las fuerzas sindicales hemos estado en desacuerdo con las propuestas de la empresa, ya que consideramos que no compartimos la filosofía que pretende Correos de un estado de fiscalización y control absoluto hacia los trabajadores eventuales.

No entendemos la finalidad que se pretende conseguir con la evaluación continua y permanente hacia personas que llevan trabajando en nuestra sociedad durante años (habiendo pasado de sobra el periodo de prueba que se establecen en las leyes). Además, consideramos que es incomprensible, ilícita e injusta esta evaluación reiterada en el tiempo. ¿Qué intenciones oscuras esconde nuestra empresa?

La Dirección ha tenido en cuenta las alegaciones y propuestas realizadas por CSI•F, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Los criterios marcados en las evaluaciones han de ser OBJETIVOS, GENERALES Y JUSTO, evitando la parcialidad y arbitrariedad de los responsables en los centros de trabajos.
  • Introducir la garantía de una defensa digna posibilitando una entrevista entre el “evaluador” y el “evaluado”, con presencia de un representante sindical.
  • CSI•F considera esencial la confección de una planilla con los indicadores o criterios que se negocien entre las partes y que sirva para configurar las diferentes áreas que lleve aparejado un determinado puesto de trabajo, logrando con ello una mayor y más justa aproximación a la realidad.
  • Cuando exista una evaluación negativa de un trabajador por un “presunto” desempeño inadecuado, deberá ser comunicado inmediatamente a los representantes sindicales, para que estos tomen las medidas que las normas les permiten en beneficio del trabajador,

CSI•F considera que una evaluación negativa de estas características es muy compleja a la hora de la lograr una objetividad ya que los parámetros introducidos por la Dirección son muy ambiguos. CSI•F no va a permitir arbitrariedad ni discriminaciones por cualquiera que ostente un cargo, ni la resolución de rencillas o cuestiones personales mediante este método.