Los jardineros de contratas de El Retiro continúan trabajando pese a que el parque está cerrado y los funcionarios están en casa desde el viernes
- Malestar entre los trabajadores por la falta de medidas de seguridad: “Podemos estar 70 a la vez en una caseta”
16 de Marzo de 2020

Jardineros de las contratas privadas que trabajan diariamente en el Parque de El Retiro de Madrid han hecho llegar a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) sus quejas por el hecho de que ellos siguen trabajando a día de hoy, mientras que sus compañeros funcionarios, algo más de la mitad de los alrededor de 160 operarios que trabajan en este parque histórico, fueron mandados a casa el pasado viernes, un día antes de que se decretara el cierre de éste y el resto de parques y jardines de la capital.

Además de este agravio comparativo, estos jardineros de El Retiro también protestan por la ausencia de medidas de seguridad en su actividad diaria, dándose situaciones de exposición al contagio como la descrita por uno de estos operarios a CSIF: “No han desinfectado nada y hay momentos en los que podemos estar en la caseta del Retiro hasta 70 personas a la vez, más en un día como hoy que está lloviendo. Cuando los jefes se han dado cuenta nos han prohibido estar todos a la vez en el barracón, sin darnos una alternativa”.

El resto de jardineros de diferentes contratas que trabajan por la capital alertan de las difusas medidas de seguridad a las que les obliga la empresa. Los vehículos que utilizan para sus desplazamientos, que son usados por personas diferentes a lo largo del día, no están siendo sido desinfectados. Asimismo, se están dando casos de trabajadores que no quieren compartir espacio en un habitáculo tan pequeño como el de un vehículo sin que la empresa les haya facilitado medios de protección básicos como guantes o mascarillas.

Desde CSIF pedimos a las distintas contratas que al no ser la jardinería un servicio esencial y al no haber previsto unas mínimas medidas de seguridad para evitar contagios entre trabajadores, que haga como el Ayuntamiento con sus jardineros municipales y los mande a casa. O, al menos, que establezcan unos servicios mínimos que impliquen un mantenimiento básico con un número mucho menor de trabajadores que el actual.

Esta petición se la hacemos extensible al Ayuntamiento, para que velen por que estas contratas cumplen con todas las medidas de seguridad recomendadas por el Ministerio de Sanidad y la Organización Mundial de la Salud.