CSIF denuncia ante la Inspección de Trabajo la insuficiente información contra el COVID en las instalaciones deportivas de la Comunidad
14 de Julio de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo por la insuficiente información contra el COVID en las instalaciones deportivas de la Comunidad de Madrid y por la ausencia de protocolos para la reapertura de estos espacios y de planes de limpieza y desinfección de los mismos.

Tras el envío de numerosos escritos —el último el pasado 13 de julio— al vicepresidente de la Comunidad y consejero de Deportes, Ignacio Aguado, y no obtener respuesta, CSIF ha decidido ir más allá y presentar una denuncia ante la Inspección de Trabajo por lo que considera una irresponsabilidad y una temeridad por parte de la Administración regional, que no ha dictado una serie de medidas organizativas tanto para los trabajadores como para los usuarios de estos centros ante la reapertura de los mismos.

CSIF, en las visitas periódicas que realizan sus delegados a las instalaciones deportivas de la Comunidad de Madrid (Puerta de Hierro, Canal de Isabel II, San Vicente de Paúl y Centro de Natación Mundial 86) para comprobar si se están aplicando las medidas impuestas por la Orden 668/2020, de 19 de junio, de la Consejería de Sanidad, ha detectado que las únicas medidas que se cumplen son las de dotación de mascarillas y geles desinfectantes para el personal.

Los trabajadores de estas instalaciones deportivas aseguran que no se les ha informado del riesgo de contagio, de cómo prevenirlo o cómo utilizar los equipos de protección individual y desecharlos una vez utilizados. En definitiva, estos empleados públicos desconocen que se hayan implantado medidas específicas para que en la reapertura de las instalaciones no aumente el riesgo de contagio comunitario.

Asimismo, la cartelería de información es escasa: únicamente disponen de carteles en los recintos de las piscinas, mientras que en el resto de lugares brillan por su ausencia. Tampoco existe un plan de limpieza y desinfección en vestuarios y aseos, tanto de usuarios como del personal, por lo que los trabajadores no saben cómo limpiar y desinfectar ni cuántas veces deben realizar la desinfección de la instalación.

Desde CSIF hemos propuesto a la Dirección General de Infraestructuras y Programas de Actividad Física y Deporte que realice un protocolo, con el asesoramiento del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales y la consulta de los delegados de prevención o los representantes de los trabajadores, y que contenga, al menos, el aforo de la instalación de forma que se asegure la distancia de seguridad, la planificación de la limpieza y desinfección, equipos de protección específico, etc.