CSIF Educación Madrid, en contra de que se destinen fondos públicos para financiar el Bachillerato en centros privados y concertados
23 de Junio de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha mostrado su rechazo a que la Comunidad de Madrid destine 9 millones de euros de fondos públicos para financiar el Bachillerato en centros privados y concertados, ya que se trata de una etapa educativa no obligatoria.

Cuando se publicó la orden 373/2019, de 8 de febrero, que permitía la subvención para cursar el Bachillerato en centros privados, desde CSIF Educación Madrid ya nos posicionamos en contra de la misma por considerar que era perjudicial para la Educación Pública. Ahora, la Comunidad no solo mantiene ese programa, sino que duplica el dinero que destina a la financiación del Bachillerato en los centros privados.

En concreto, se conceden 3.000 euros a los estudiantes que quieran cursar el Bachillerato en centros privados. CSIF Educación Madrid vuelve a rechazar esta propuesta, como ya hizo el pasado 13 de febrero, ya que el Bachillerato es una etapa no obligatoria y, por este motivo, no se debe establecer ningún tipo de subvención que sirva para desviar fondos públicos hacia la enseñanza privada.

La normativa estatal sobre conciertos educativos no permite los conciertos en etapas postobligatorias, salvo circunstancias muy singulares. La Educación Pública tiene plazas suficientes para atender la demanda de estas enseñanzas. Además, este año se han suprimido más de 100 unidades de Bachillerato en la Educación Pública.

El presupuesto de la Comunidad de Madrid destinado a la Enseñanza Concertada es de 1.052.983.279 euros. Los centros concertados y privados representan más del 48% y el número de alumnos en centros concertados y privados supera el 46%. Sin embargo, del número de alumnos extranjeros matriculados sólo acogen al 26%, el 74% está en centros públicos.

CSIF Educación Madrid recuerda que la prioridad del Gobierno Regional ha de ser la Educación Pública y que la enseñanza concertada y privada debe ser subsidiaria de ésta respecto a las ayudas públicas.