El Presidente Vivas se niega a mejorar la seguridad de los ciudadanos de Ceuta
- Llevan años engañando a la ciudadanía vendiendo que van a potenciar la UIR públicamente mientras que detrás se niegan a hacerlo
- Los servicios especiales de la Policía que son los que acuden al Tarajal, al Poblado, etc., necesitan apoyo que no encuentran en el Gobierno.
18 de Junio de 2021

Desde CSIF nos parece alarmante y vergonzoso que el Presidente de la Ciudad el cual, tiene conocimiento de todo en persona porque de ello se han encargado nuestra central sindical, se niega a dotar de más personal a una unidad esencial para la seguridad de los ciudadanos como es, la UIR.

Un servicio que junto con 092, es el que realiza su jornada laboral en una amplia mayoría, en jornada de noche y fines de semana, necesita más apoyo del Gobierno Local que desde hace años y hasta ahora, vilipendia diariamente a dicha unidad imposibilitándole en la medida de lo posible, que pueda realizar su trabajo proporcionándole seguridad a la ciudadanía de Ceuta.

Por si fuera poco, los medios con los que cuentan son pésimos, teniendo a día de hoy, vehículos que hasta el propio Servicio de Prevención de Riesgos Laborales ha denunciado que los mismos, no cumplen con las medidas mínimas de seguridad para no poner en riesgo la integridad física de los agentes de la unidad.

Desde 2017 cuando se encontraba el ex consejero Hachuel ostentando las competencias en Gobernación, lleva el Gobierno con Vivas a la cabeza comprometiéndose a dotar de más efectivos a la UIR y proporcionarles los medios necesarios para poder realizar su trabajo con normalidad pero como ya nos tiene acostumbrados este gobierno, por desgracia, a día de hoy no ha hecho nada, poniendo en peligro la seguridad de los ciudadanos de Ceuta de forma deliberada.

Más grave aún en la situación actual tras el asalto masivo a las fronteras de nuestra ciudad, encontrándose Ceuta como se encuentra con una alarmante sensación de inseguridad, esta faltan de respeto a la Policía Local, a la UIR y a la propia ciudadanía, debe tener consecuencias y responsabilidades del ejecutivo del Gobierno ya que serán ellos, los responsables al no atender las necesidades de la ciudadanía.

Mientras que el Presidente día si, día también, exige y reclama al Estado millones de euros por el gasto que debemos asumir por los marroquies que han entrado ilegalmente en Ceuta recientemente y gastándose como se está gastando, unos 3 millones de euros mensuales para el cuidado y manutención de dichos marroquies, se niega a gastarse unos 3000 € al mes para proporcionar mayor seguridad a la ciudadanía de ceuta, potenciando la UIR.

Desde CSIF exigimos al Presidente de la Ciudad que ordene la inclusión de forma inmediata de las plazas necesarias para la UIR para que así, el servicio, se dote del personal necesario ya que si no, está poniendo en peligro la integridad de los ciudadanos de Ceuta.