(Ceuta) ► CSIF denuncia la permeabilidad de las instalaciones de Punta Blanca y desautoriza a la consejera Nieto
27 de Agosto de 2015

El secretario general del sindicato, Ricardo Martínez, asegura que durante todo el verano personas ajenas al centro han acudido frecuentemente al perímetro del recinto para comunicarse con los internos e, incluso, hacerles llegar todo tipo de objetos. Martínez califica de "estrambótico" que la consejera de Menores asegure que las instalaciones cumplen "perfectamente" con las funciones que tiene encomendadas como centro de reforma.

El sindicato CSIF ha denunciado como habitual durante todo el verano la presencia en el perímetro del centro de menores Punta Blanca de personas ajenas a las instalaciones que acuden a comunicarse con los internos. Según explica el secretario general del sindicato, Ricardo Martínez, los visitantes han llegado a introducir distintos objetos en el recinto, algunos de los cuales podría considerarse peligroso para la integridad de los trabajadores.

Martínez ha denunciado la permeabilidad del centro en unas instalaciones que carecen de vigilancia policial. La seguridad del Punta Blanca está en manos de los trabajadores de plantilla que tienen encomendada esta tarea y de los vigilantes de una empresa de seguridad privada contratada para este fin. “Pero los vigilantes tienen competencia hasta donde la tienen –advierte el sindicalista- Hemos comunicado la situación al Ayuntamiento y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado pero no se ha adoptado ninguna medida que funcione para evitar que esto siga pasando”.

Críticas a Menores

CSIF ha desautorizado las manifestaciones de la consejera de Menores, Adela Nieto, quien en declaraciones a Ceuta Actualidad aseguraba que las instalaciones reunían las condiciones necesarias para cumplir “perfectamente” con las funciones que tiene asignadas como centro de reforma. “Que la consejera diga eso me parece estrambótico”, censura Martínez.

El secretario general del sindicato sostiene que el Punta Blanca está lastrado por la ineficacia de las medidas pasivas de seguridad con las que cuenta en la actualidad. El sindicalista aduce como prueba de ello el elevado número de fugas que han protagonizado los menores internos a lo largo de los últimos meses. “El centro de reforma ha de cumplir unas sentencias judiciales, y nuestra labor es mantener a los niños allí –argumenta Martínez- Pero si ni tan siquiera somos capaces de cumplir con esta premisa, no se puede decir que el centro cumple las funciones que tiene encomendadas”.

El sindicato critica la falta de personal del centro, aunque celebre que la Consejería haya decidido abrir en estos días la bolsa para la contratación de celadores vigilantes.

ceutaactualidad

Ver Galería