(Ceuta) ► CSI-F denuncian las carencias de la ‘Guardería I’
18 de Septiembre de 2014

CSI-F han elaborado un informe sobre las graves carencias que presenta el centro dependiente de la Consejería de Educación ‘Guardería I’.

El sindicato destaca que esta guardería, ubicada en un edificio propiedad del Obispado de Cádiz y Ceuta y por el que la Ciudad paga un alquiler, se acondicionó “a duras penas” para tres meses y ya se han cumplido tres años, por lo que insisten en que no reúne las condiciones mínimas para el uso al que está destinado.

A este respecto, el informe denuncia que los espacios acondicionados como aulas, no cumplen los requisitos imprescindibles ya que existe “falta de luz natural, mala ventilación, temperaturas ambientales extremas según épocas del año, servicios y aseos adaptados para uso infantil alejados de las aulas y sin ventilación, falta de espacios para el cambio de pañales y mudas de los menores, inseguridad en el patio de recreo debido a ser anexo pero no integrado en el edificio, disponer sólo de un aseo que han de compartir todos los trabajadores del centro, además del peligroso acceso al edificio, pues este se encuentra muy próximo a una calzada de escaso ancho por la que transitan una gran cantidad de vehículos pesados coincidiendo con las horas de netrada y salida de los menores”.

Igualmente, la central sindical, que ya han denunciado a la Inspección de Trabajo esta situación y que se personó ayer tarde a las dependencias de esta guardería, denuncian que el mobiliario con el que se cuenta está obsoleto debido al uso, deterioro y no reposición del mismo.

Con respecto a los recursos humanos con los que cuenta la Guardería, la central sindical denuncia que son “claramente insuficientes para realizar las labores encomendadas” contándose en la actualidad con seis técnicos en Educación Infantil y cuatro auxiliares para un total de ocho pequeños de 0 a 12 meses, 13 menores de uno a dos años y 18 niños de dos a tres años.

Otra cuestión de la que se alerta es el gran número de bajas producidas en el citado centro debido a jubilaciones, enfermedades así como traslados que no han sido cubiertos, temas estos que para los sindicatos “redundan en la precariedad de los recursos humanos con los que se cuenta”.

Entre las conclusiones, el sindicato destaca que “la provisionalidad no puede ser dilatada en el tiempo, indicándose que “no es admisible que un traslado de ubicación para poder seguir prestando un servicio público por un periodo temporal de no más de tres meses se conviertan en tres años, con el consiguiente perjuicio que afecta a los niños usuarios de este Servicio”.

Igualmente se considera que “no es admisible que, por parte de la Consejería, se siga manteniendo la falsa promesa de la inminente construcción de un nuevo centro y así mantener (durante un curso más) la precariedad que se viene denunciando”, además de insistirse en que “la prohibición de contratar personal, independientemente de las circunstancias que generen las vacantes, está produciendo en el Centro situaciones de no poder prestar servicios encomendados”.

Para finalizar, el sindicato insta “a la Consejería de Educación, con la consejera Mabel Deu como máxima responsable de su generación, a solventar, y de forma urgente, todos los problemas expuestos en el informe presentado antes de tener que recurrir a otro tipo de actuaciones y medios que estén encaminadas a su subsanación”

Ver Galería