(Ceuta) ► “Me pregunto si todos los que votaron contra una sentencia cometieron prevaricación”
18 de Mayo de 2014
El sindicato CSI-F ha liderado la denuncia que se interpuso contra RTVCE por la supresión de la paga extra de Navidad. Una iniciativa que obtuvo una sentencia condenatoria para la empresa y que, tras diversos avatares, ocho meses después la propia empresa renuncia a continuar dilatando en el tiempo el pago de las cantidades a los trabajadores. Ricardo Martínez, máximo responsable de CSIF en Ceuta ha afirmado que “al final se ha demostrado que la Justicia solo tiene un camino y es el cumplimiento de las sentencias, a pesar del absurdo intento, por parte del Consejo de Administración de no acatar el mandato judicial”.

Conocedor del acta en la que se recoge una votación de los integrantes del Consejo de Administración, donde únicamente se abstuvo el PSOE, manifiesta que “es vergonzoso que el Consejo de Administración de RTVCE intentara hacer su propia interpretación de una sentencia judicial”.

Preguntado por la situación generada y que estuvo viciada desde el primer momento por la resistencia de la empresa a dar cumplimiento al fallo judicial firme, Ricardo Martínez se plantea algunas interrogantes: “¿En manos de quién estamos? ¿Qué clase de cacique intenta hacer y deshacer las sentencias de un juez cuando se le antoja?; es ridículo”.

En esta misma línea de perplejidad y valoración negativa, ha manifestado que “ahora nos preguntamos si estos personajes, que votaron en contra de aplicar una sentencia judicial, pudieran haber incurrido en algún tipo delictivo, como la desobediencia al juez o la prevaricación”

Noticia relacionada:

RTVCE comunica a sus trabajadores que abonará la extra en tres días

Ver Galería