(Ceuta) La primera medida de ahorro del gerente del Ingesa será prescindir de cargos directivos
29 de Febrero de 2012

Asegura que lo primero es “la atención a los pacientes”, y lo segundo, “potenciar a los profesionales”; su pretensión, que el área sanitaria ceutí sea “homologable” a las del resto del país



Prescindir de cargos directivos del área sanitaria, terminar de formar su equipo directivo, solucionar los problemas de integración de la plantilla procedente del Hospital Militar y reducir las demoras de ciertas asistencias sanitarias son algunos de los primeros pasos que dará el nuevo gerente del Ingesa, Manuel Ramón Cabeza Álvarez, según él mismo explico ayer, durante su primera comparecencia pública.


El nuevo gerente de Atención Sanitaria del Ingesa de Ceuta, Manuel Ramón Cabeza Álvarez, garantizó ayer, durante su primera comparecencia pública, que va “a prescindir” de cargos directivos de la sanidad ceutí. “La carga laboral que tienen algunos de ellos no es suficiente, podrían trabajar un poquito más”, apuntó. Lo hará, aseguró, después de nombrar a su equipo. “Aún no está elegido, tengo que hacer algunos cambios porque un gerente quiere que su equipo sea nuevo”, aclaró.

Esta reducción fue, prácticamente, la única medida inmediata que el gerente anunció ayer. Por lo demás, esbozó cuáles son sus principales ideas, todas ellas enfocadas a cumplir un objetivo: “Un área sanitaria única que esté integrada, sea funcionante, esté normalizada y sea homologable a cualquier otra área sanitaria del resto del país”. “Lo primero es la atención a los pacientes, y lo segundo es potenciar a los profesionales”, matizó el gerente.

El director territorial, Fernando Pérez-Padilla, fue el encargado de presentar al que será su “mano derecha”. “Han sido muchos los llamados y uno solo el elegido”, aseveró antes de dar paso al protagonista de la jornada. Cabeza cogió el testigo, anunció que sus primeras actuaciones habían sido reunirse con los profesionales de la casa, así como con el presidente de la Ciudad y el delegado del Gobierno, y reconoció afrontar esta nueva etapa como “un reto importante”.

“Somos conscientes de que tenemos algunos problemas en cuanto a organización estructural, no sólo administrativo, sino en demandas y falta de suficiente Especializada, demoras en algunas asistencias sanitarias... Algunos defectos que iremos viendo y que empezaremos a analizar”, esbozó. “Tenemos que mejorar la asistencia sanitaria en Primaria y en Especializada, tanto por algunos déficit de especialistas que tenemos en algunos campos, como por algunas demandas excesivas en algunos centros o déficit estructurales”, añadió. En ese sentido, retomó la posibilidad de crear un cuarto centro de salud, aunque reconoció que a nivel presupuestario “seguro que pondrán todo tipo de pegas”. Por ello, en cuanto al ahorro, se limitó a decir que de momento se desconocen los presupuestos. “Aún no conocemos los posibles recortes; suponemos que si nos toca algo será en inversiones porque en otros capítulos estamos muy ajustados; en asistencia sanitaria vamos a pelear porque no haya recortes”, aseveró.

El gerente habló también de iniciativas, promovidas desde el Ministerio, como la receta electrónica o el historial clínico digital en las que el Ingesa ceutí “ya está trabajando” para que estén implantadas “probablemente antes de que acabe el año”.

Por último, Cabeza reconoció que existen problemas con la integración del personal del Hospital Militar y aseguró que solucionarlos es, para su equipo directivo, “una prioridad”. “Sabemos que no lo están pasando bien, ha habido una integración un poco compleja, pero creo que estará resuelto en los próximos días”.

elpueblodeceuta.es

Ver Galería