Recomendaciones ante las «vibraciones en el trabajo»
01 de Febrero de 2011

La exposición a vibraciones se produce cuando se transmite a alguna parte del cuerpo el movimiento oscilante de una estructura, ya sea el suelo, una empuñadura o un asiento, afectando a actividades laborales muy diversas, como pueden ser la conducción de vehículos, el uso de maquinaria agrícola o el de herramientas manuales rotativas.

Dependiendo de la frecuencia del movimiento oscilatorio y de su intensidad, la vibración puede causar efectos muy diversos que van desde el simple malestar hasta alteraciones graves de la salud, pasando por la interferencia en la ejecución de ciertas tareas como la lectura, la pérdida de precisión al ejecutar movimientos o la pérdida de rendimientos debido a la fatiga.

Se acompaña la noticia pdf referente a dicho caso.