CSI-F señala que los datos de déficit y deuda de la región deberían provocar la dimisión o el cese de la Consejera de Economía
23 de Diciembre de 2010

Su errática política económica perjudicará a los ciudadanos ahora y en el futuro.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) considera que los datos conocidos sobre la deuda y el déficit de Castilla-la Mancha deberían conducir, de manera inexorable, a la dimisión o el cese de la Consejera de Economía, María Luisa Araújo.

Para CSI·F resulta lamentable y perjudicial para los ciudadanos que Castilla-La Mancha sea una de las comunidades más endeudadas y la de mayor déficit según datos del propio Banco de España. Acaban de aprobar unos presupuestos que deben cambiarse ya en enero.

Desde CSI·F consideramos que todos estos datos denotan el enorme deterioro de la economía regional y confirman perspectivas muy negativas para 2011. Nos critica el Gobierno, nos ponen en solfa organismos nacionales y nos rebajan la calificación las agencias internacionales.

CSI·F estima que si al exceso de déficit y deuda le sumamos un escaso crecimiento y nuestro enorme porcentaje de paro obtenemos una situación de pobreza claramente perniciosa para todos los ciudadanos de la región.

Por otro lado, los datos demuestran el evidente fracaso de la política económica llevada durante los últimos años en Castilla-La Mancha por muy trufada que esté de permanentes pactos y golpes de efecto.

Para CSI·F, la austeridad sólo ha llegado a empleados públicos, pensionistas y parados, mientras el derroche y el despilfarro permanece en gastos suntuarios, empresas públicas, inversiones disparatadas y propaganda cara y exagerada vía televisiones públicas.

CSI·F considera que la Consejera de Economía debería asumir sus responsabilidades que, ya no sólo le afectan por el hundimiento de CCM o el fracaso del Aeropuerto de Ciudad Real, sino por el deterioro de nuestra economía que, fruto de su política errática, afectara negativamente a los castellanomanchegos, ahora y en el futuro.