Importante subida de la contratación indefinida para avanzar hacia la estabilidad laboral
-CSIF valora los datos del paro, pero pide huir de triunfalismos y advierte de un posible estancamiento

04 de Mayo de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) celebra el descenso del número de parados en la región al término del mes de abril, con 2.584 desempleados menos, de acuerdo a los datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

También destaca el dato interanual, con un importante descenso de 44.007 desempleados menos, dentro de un mes de abril en el que la celebración de la Semana Santa ha supuesto un empuje clave en la creación de empleo. Además, la relación laboral indefinida supuso el 50,1% de contratos firmados el pasado mes, lo que supone un paso muy importante hacia la estabilización y consolidación del empleo en la región.

Para CSIF, estos buenos datos no pueden provocar un exceso de triunfalismo en la clase dirigente. No en vano, todavía hay 147.258 parados en la región a los que es preciso incorporar al mercado laboral, además de que se corre el riesgo de estancamiento: el balance en los cuatro primeros meses del año sigue siendo negativo, con 791 parados más, y Castilla-La Mancha registró en abril el quinto menor descenso porcentual en una bajada que se produjo en todas las comunidades autónomas.

De hecho, para evitar que la senda positiva de creación de empleo se frene, CSIF pide acabar con los nichos de precariedad, incidir en los colectivos más vulnerables (las mujeres representan el 63,7% de parados) y reforzar los servicios públicos como protectores frente al empobrecimiento generalizado.

A ello se suma la necesidad de gestionar con eficacia los fondos públicos, y en este sentido, CSIF vuelve a censurar las ayudas concedidas por el Gobierno regional a CCOO, UGT y Cecam, que ya alcanzan los 47,1 millones de euros.