CSIF se concentra en Fuensalida bajo el lema ‘Los recortes. Cospedal los crea y Page los mantiene’
-Tres centenares de delegados del sindicato muestran su rechazo al maltrato y abandono que padecen los empleados públicos por la gestión del Ejecutivo regional

-El sindicato continuará con las movilizaciones hasta que el Gobierno autonómico cambie su política de recortes y derechos congelados
28 de Abril de 2022

REPORTAJE GRÁFICO

Trescientos delegados de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se han concentrado hoy en Toledo a las puertas del Palacio de Fuensalida, sede de la presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, bajo el lema ‘Los recortes. Cospedal los crea y Page los mantiene’. Para el sindicato, Emiliano García-Page ha incumplido sus promesas y mantiene los recortes llevados a cabo por su antecesora al frente del Gobierno autonómico.

El presidente de CSIF Castilla-La Mancha, Julio Retamosa, ha subrayado que “el próximo mes de julio se van a cumplir siete años desde que García-Page se convirtiera en presidente de la Junta y desgraciadamente ya son siete años de palabras vacías, a este Gobierno no le importamos los empleados públicos”.



CSIF urge a implantar la carrera profesional para todos los empleados públicos, a poner fin a la precariedad, temporalidad y malas condiciones laborales en Función Pública, así como a recuperar el poder adquisitivo perdido. “Nos sobran los motivos para manifestarnos, estamos hablando de que hay trabajadores públicos que son despedidos en verano, profesionales que están absolutamente desbordados en sus puestos de trabajo por la falta de efectivos y recursos, recortes que se cronifican y no se recuperan, empleados que padecen agresiones y amenazas y que sienten que la propia Administración les deja de lado”, sostiene Retamosa.

Además, la Central Sindical también expone la delicada situación que padece una gran mayoría de trabajadores de la empresa privada, con sueldos bajos frente a una inflación disparada y una siniestralidad que no cesa, además de las cifras del paro. “Este jueves se celebra el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, una fecha en la que tristemente tenemos que resaltar la elevada siniestralidad que se padece en Castilla-La Mancha. Sólo entre enero y febrero fallecieron doce trabajadores. Hay que acabar con esta lacra”, sostiene el presidente del sindicato en la región.

Por todo ello, CSIF muestra su indignación ante las políticas de privilegios que mantiene el Gobierno autonómico, que ha concedido más de 46,5 millones de euros a empresarios y sindicatos afines, además de que ha engrosado su estructura, duplicando el número de altos cargos, con un gasto anual de más de 9 millones de euros, y contando además con más de un centenar de asesores.



Por último, Retamosa ha avanzado que los delegados de CSIF Castilla-La Mancha continuarán con las movilizaciones si el Gobierno de Emiliano García-Page no pone fin a su política de recortes con los trabajadores y de despilfarro con sus afines. “Le pedimos que gobierne para todos”, concluye Retamosa.