El Hospital Universitario de Toledo todavía no está preparado para atender casos urgentes de ictus
-Los pacientes que acuden al HUT con ‘Código Ictus’ son derivados al Hospital Virgen de la Salud para el estudio y tratamiento vascular, perdiendo un tiempo vital para mejorar el pronóstico y el éxito del tratamiento de los infartos cerebrales
21 de Diciembre de 2021
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia que el Hospital Universitario de Toledo (HUT) no está preparado todavía para atender casos urgentes de ictus, lo que supone que la patología más importante de esta urgencia neurológica sufre retrasos que no son aceptables para el pronóstico y las posteriores secuelas que puedan tener este tipo de pacientes.
El nuevo hospital carece de la Unidad de Radiología Intervencionista, localizada ésta todavía en el Hospital Virgen de la Salud. Esta unidad es la encargada de utilizar técnicas de imagen vascular para efectuar el diagnóstico preciso y, en el mismo proceso, el tratamiento conveniente utilizando procedimientos mínimamente invasivos. En el caso del accidente cerebrovascular es fundamental realizar estas técnicas lo antes posible para ‘salvar’ la mayor cantidad de tejido cerebral, que va muriendo inexorablemente con el paso del tiempo.
El ictus es la urgencia neurológica más importante y su pronóstico está determinado por la rapidez en el comienzo de las actuaciones sanitarias. Por este motivo diferentes instituciones realizan campañas de concienciación de la población general para reconocer los síntomas del ictus y así alertar al sistema sanitario de emergencias con rapidez para establecer el ‘Código Ictus’.
Este código de emergencia sanitaria da máxima prioridad y destina los mejores recursos para ahorrar tiempo en la derivación hospitalaria de este tipo de enfermo; de hecho, el Sescam estableció el protocolo de ‘Código Ictus’ para acortar tiempos en este tipo de patología.
Al carecer de una Unidad de Radiología Intervencionista, la mayoría de los pacientes que llegan al HUT son derivados urgentemente al Hospital Virgen de la Salud y después de una primera valoración para el estudio y tratamiento definitivo vuelven al HUT para su hospitalización. No es aceptable esta prolongación de tiempos para tratar la urgencia neurológica más importante.
Para mantener la atención en esta unidad en el HVS hay un equipo de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), un neurólogo localizado y otros recursos necesarios. Lo que merma los pocos recursos disponibles del HUT.
El médico de Urgencias del HUT y delegado de CSIF, Miguel Ángel González, señala que “se está perdiendo un tiempo vital en el traslado de estos pacientes al hospital Virgen de la Salud. En esta patología -tiempo dependiente- los minutos perdidos significan tejido cerebral muerto y esto va a suponer secuelas neurológicas permanentes de por vida para el paciente. No es aceptable que después de todos estos meses y después de la inauguración del nuevo hospital, el enfermo del protocolo ‘Código Ictus’ se desplace al HVS para su diagnóstico y tratamiento”.
Asimismo, la falta de cobertura de teléfonos móviles en el HUT también afecta a la atención porque impide localizar correctamente a los médicos de guardia y otros profesionales en múltiples zonas del hospital, generando problemas de atención sanitaria de primer orden en el caso del ‘Código Ictus’.
A todo ello se suma que el HUT es uno de los cuatro centros de referencia de esta patología en Castilla-La Mancha, por lo que llegan a este hospital pacientes procedentes de toda su extensa Área de Salud. CSIF exige, además de la inmediata solución a este gravísimo problema, que se creen unidades de ictus en todas las provincias, ya que actualmente sólo hay en Toledo, Talavera de la Reina, Alcázar de San Juan y Albacete.