La carrera profesional docente, un derecho no contemplado por la Consejería de Educación
-Un docente de Castilla-La Mancha puede llegar a cobrar hasta 425 euros menos que en otras comunidades autónomas

-CSIF subraya que el profesorado es el pilar de la enseñanza pública y el reconocimiento de sus retribuciones debe ser la base de una educación de calidad
17 de Diciembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige la implantación de la carrera profesional en el ámbito educativo, una obligación de la Consejería de Educación para acabar con las diferencias salariales respecto a otras comunidades autónomas.

La carrera profesional supone la posibilidad de avanzar, profesional y retributivamente sin la necesidad de cambiar de puesto de trabajo. Es un reconocimiento a la experiencia, conocimientos y compromisos mostrados durante la actividad profesional, tanto para funcionarios de carrera como para interinos.

Además, CSIF reclama que esta carrera profesional, reconocida en la Ley 4/2011, de 10 de marzo, del Empleo Público de Castilla-La Mancha, pero que sigue sin desarrollarse, no suponga la renuncia a los sexenios. De hecho, comunidades autónomas como La Rioja o Asturias cuentan con una carrera profesional para sus docentes sin la renuncia a los sexenios.

Este reconocimiento debe implantarse en Castilla-La Mancha teniendo en cuenta las diferencias salariales entre docentes de diferentes comunidades. No en vano, los profesores de Educación Secundaria y los maestros de Infantil y Primaria, ambos sin antigüedad, cobran 154 y 86 euros menos, respectivamente, que en el País Vasco, comunidad autónoma con las retribuciones más altas.

En el caso de los docentes con 15 años de experiencia, la diferencia es más notable: 425 euros menos para maestros y profesores de Secundaria respecto a lo que cobran los docentes de Islas Baleares, los mejor retribuidos cuando se adquiere antigüedad.

Así, y para acabar con esta desigualdad, y dentro de la campaña ‘Por la equiparación salarial: Por la dignificación de la labor docente’ desarrollada por el sindicato a nivel nacional, desde CSIF se insta a la Consejería de Educación a negociar el desarrollo de la carrera profesional docente en Castilla-La Mancha.

La educación es un derecho fundamental y un servicio público esencial para la igualdad de oportunidades, desarrollo social y prosperidad económica de nuestra región; de esta forma, la carrera profesional se torna necesaria, sobre todo tras las sucesivas olas de la crisis pandémica que han puesto en evidencia el papel fundamental de nuestros docentes.