Un interno agrede a un funcionario del centro penitenciario de Ocaña II causándole la fractura de un dedo
-CSIF se mantiene en conflicto colectivo con Instituciones Penitenciarias ante la incapacidad para mantener la seguridad de los trabajadores

13 de Diciembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia la agresión que sufría ayer un funcionario de prisiones del centro penitenciario de Ocaña II (Toledo) por parte de un interno, que le provocó la fractura de un dedo.

El interno protagonizó un primer incidente a las 14.30 horas al no atender las indicaciones del funcionario de servicio y posteriormente, una hora después, prendió fuego al colchón de su celda. Cuando los funcionarios accedieron a su celda, el interno se mostró agresivo y agredió a uno de ellos provocándole una fractura de un dedo de su mano.

Desde CSIF se insiste en la necesidad de que el Ministerio del Interior cumpla con el Protocolo Específico de Actuación frente a las Agresiones y en la consideración de agentes de autoridad a los funcionarios de prisiones como medida de protección y disuasión ante situaciones de potencial peligro.

Esta agresión se suma a las recientemente producidas en la región en los centros penitenciarios de Cuenca y Albacete; dentro de un clima de violencia creciente, cada 36 horas se produce una agresión en el conjunto de las prisiones nacionales.

CSIF muestra todo su apoyo al trabajador agredido y espera que se recupere pronto de las lesiones recibidas; debe permanecer seis semanas con la zona fracturada inmovilizada. Ante la incapacidad del Ministerio para proteger a los trabajadores, la Central Sindical permanece en conflicto colectivo con Instituciones Penitenciarias desde septiembre.