CSIF pregunta a García-Page sobre la cuantía que percibirán CCOO, UGT y Cecam con motivo del nuevo Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo
-El sindicato censura que la Junta institucionalice las subvenciones a estas tres organizaciones, que ya han percibido casi 46 millones de euros desde 2014, entre ellos 1.125.000 euros asociados al anterior Plan de Recuperación Económica

-La Central Sindical acusa al presidente regional de uso partidista del dinero público y que la oposición política colabore con su silencio
15 de Diciembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) requiere al Gobierno regional que preside Emiliano García-Page que haga pública la cuantía que percibirán CCOO, UGT y Cecam por su participación en el Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo, firmado esta mañana.

Estas tres organizaciones ya percibieron 1.125.000 euros dentro del antecedente del Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha, con motivo de la crisis del Covid-19, el antecedente del que ahora se desarrollará hasta 2024.

No en vano, CSIF censura que el Ejecutivo autonómico institucionalice este tipo de ayudas y subvenciones directas que ya han supuesto 45,9 millones de euros desde 2014 entre planes de empleo, programas de prevención de riesgos laborales, Consejo de Relaciones Laborales, Plan Corresponsables…

Desde el sindicato se quiere dejar muy claro que el Plan por la recuperación económica y social es muy necesario, pero reprobamos las ayudas a las organizaciones afines bajo cualquier pretexto. El presidente de la Junta, en su discurso triunfalista, no ha desvelado si este nuevo plan lleva asociada una subvención directa a CCOO, UGT y Cecam; desde CSIF, a tenor de los antecedentes del cuatripartito, lo damos por hecho.
En todo caso, y en aras de la transparencia, CSIF vuelve a reclamar a García-Page el desglose de las actividades desempeñadas por estas tres organizaciones para percibir estas cantidades de dinero.

CSIF lamenta que el presidente de la Junta de Comunidades aproveche su mayoría absoluta como un ‘rodillo’ para utilizar a su conveniencia el dinero de todos los castellano-manchegos y que la oposición política colabore con su silencio.