CSIF incide en la fragilidad del mercado laboral en la subida de la cifra de desempleados
-La Central Sindical reclama políticas públicas y privadas encaminadas a la creación de empleo estable y de calidad

03 de Noviembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) lamenta que Castilla-La Mancha haya sido la tercera comunidad autónoma en la que más haya subido el número de parados en octubre (2.611), por detrás de Andalucía y Baleares, hasta situar la cifra total de desempleados en 154.643 personas.

A pesar del buen dato interanual, con 29.671 parados menos en la región, y tras la importante caída protagonizada en septiembre (-10.720), el mercado laboral muestra su enorme estacionalidad y la falta de alternativas a la dependencia a determinados sectores. El fin de las campañas agrícolas monopoliza la destrucción de empleo en octubre.

CSIF pone el foco en la calidad del empleo creado: al mal dato de la subida del paro se suma la contratación temporal, que alcanza el 92%. La falta de estabilidad con contratos parciales y eventuales se asocia de manera contextualizada con los recientes datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que reflejaban que en Castilla-La Mancha hay más de 92.000 personas que buscan su primer empleo o han dejado su último trabajo hace más de un año y 31.400 desempleados mayores de 55 años.

Para la Central Sindical, la prioridad pasa por crear empleo indefinido, adecuar las políticas públicas y privadas a las necesidades de cada sector y gestionar eficazmente los fondos públicos, entre ellos los europeos, para acabar con la precariedad. En este sentido, CSIF recuerda CCOO, UGT y Cecam han percibido más de 46 millones de euros desde 2014 por parte del Gobierno regional sin que se haya avanzado hacia un empleo de calidad.