CSIF Guadalajara plantea la modificación de la Ley Orgánica de Libertad Sindical, una obligación en aras de la democracia en el ámbito laboral
28 de Octubre de 2021

La reunión de delegados de de Guadalajara, que ha contado con la presencia de parte del Comité Ejecutivo Atonómico de CSIF Castilla-La Mancha, además de al presidente de la Unión Provincial, Pablo Moya, han evalúado con las condiciones laborales de los empleados públicos en las diferentes administraciones.

Si en anteriores reuniones se incidió en la jubilación anticipada voluntaria y la subida salarial del 3,6 por ciento, en Guadalajara se ha señalado la importancia de Modificar la Ley Orgánica de Libertad Sindical (1985), que blinda la participación institucional de CCOO y UGT en detrimento de otras opciones sindicales. CSIF reclama la modificación de esta norma (10 por ciento) para que sea suficiente el 5 por ciento de representatividad para estar presente en los ámbitos de negociación, tal como ocurre en el ámbito parlamentario, donde se precisa únicamente entre el 3 y el 5 por ciento.

El presidente del sindicato en Castilla-La Mancha, ha recordado que a esta falta de democracia sindical se suma la falta de ética en las subvenciones públicas que reciben estos sindicatos: más de 32,3 millones de euros por parte del Gobierno regional desde 2014.

Para CSIF, estas cantidades deberían ir dirigidas a la ejecución de políticas eficaces para ‘rescatar’ a los colectivos más vulnerables laboralmente, a fijar empleo de calidad primando la contratación indefinida y a rescatar los servicios públicos.