La reunión de delegados de la Unión Provincial de Albacete aborda la jubilación anticipada voluntaria a los 60 años
26 de Octubre de 2021

El presidente de CSIF Castilla-La Mancha, Julio Retamosa, y la secretaria autonómica de Organización, María Ángeles Ruiz, han abordado en Albacete junto a otros miembros del Comité Ejecutivo Autonómico la implantación de la regulación de la jubilación anticipada voluntaria para el conjunto de empleados públicos, una de las principales reivindicaciones que abandera el sindicato.

Los delegados de la Unión Principal de Albacete, con su presidente, Luis Álvarez, han coincidido en la necesidad de regular la jubilación voluntaria a los 60 años minorando los coeficientes reductores que se proponen implantar, en el Proyecto de Ley de reforma de Pensiones, que en algunos casos suponen una pérdida en la cuantía de la pensión de hasta 7.959,28 € anuales. Para CSIF, todo pasa por minorar esos coeficientes reductores con 30 años cotizados y alcanzar el 100% de la pensión para las jubilaciones voluntarias a partir de 38 años de cotización.

Retamosa ha señalado que "se trata de una de nuestras grandes preocupaciones", ya que "no hay derecho a que después de una trayectoria profesional larga se puede penalizar a un trabajador por el hecho de querer adelantar su retiro".

Asimismo, desde CSIF también se reclama la equiparación de la cuantía de las pensiones de Clases Pasivas a las del Régimen General. En la cuantía de las pensiones del régimen de Clases Pasivas se computa toda la vida laboral del trabajador, frente al Régimen General donde se computan los últimos 25 años. Esta circunstancia puede suponer una merma en la pensión de entre el 15 y el 35 por ciento, en función del grupo profesional, en relación con la cuantía que se percibe en el Régimen General.